Blog 
El Candelabro
RSS - Blog de Nieves Jiménez

El autor

Blog El Candelabro - Nieves Jiménez

Nieves Jiménez

Comentaré, cada semana, las revistas del corazón, destacando lo más relevante, lo más curioso o las declaraciones más histriónicas con un punto de ironía. A menudo, lo más destacado no será lo que muestren en portada. Lo mejor está donde menos lo esperas.

Sobre este blog de Gente

El corazón es uno de los géneros que sigue, aún, manteniendo más el interés. Sólo hay que observar como los programas de televisión no desaparecen y algunas radios le dedican tertulias, tanto en la programación de noche como de día y durante una hora. Las revistas han gozado de mala reputación. Sie...


Archivo

  • 08
    Enero
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Murcia Gente

    Arranca GHVIP4, ¿y te lo vas a perder?

    Arranca GHVIP4, ¿y te lo vas a perder?

      “Hoy todo resplandece, porque ellos lo merecen”. Así de poético arrancó Jordi González, más envejecido y con el efecto del pavo y los polvorones aún, GH Vip 4. Ni todo el verbo florido, ni Pemán que bajase de los cielos, arreglaba el percal de esa casa. Si me apuráis, Turista en tu pelo, tal vez, para acompañar a Carlos Lozano que se pasó toda la noche diciendo “cómo mola” “qué guay” o “qué tal, guapísima”. Recuerdo a Jesús Quintero cuando le preguntó a Coto Matamoros qué era peor, si la cárcel o la telebasura y dijo que muchísimo peor era lo de la telebasura (y lo decía él). Pero el invento tiene su gracia, reconocédmelo. Y de Matamoros a Matamoros y tiro porque me toca. Los primeros en entrar fueron Laura Matamoros y Javier Tudela, hija e hijo de Kiko y Makoke a los que en las redes sociales sólo les deseaban un amor histórico a imagen y semejanza de Los Serrano. La pelea que se esperaba entre ellos saltó al plató con el hermano de Laura que, en plan matón Sopranesco, “relaja un poquito el tono”, dejó mudo al defensor de Javier que debería estar pensando como Brad Pitt ante Mike Tyson “en la cara, no, en la cara no”... Qué carácter. Tenemos entre el reparto a las que van a ser las malas malísimas, Belén Roca Cela y Carmen López. Belén Roca sale de esa escuela de protocolo y elegancia que es Mujeres, Hombres y Viceversa . Además, es sobrina de Camilo José Cela. A las pobres les dijeron que se vistieran de gala y Belén echó mano de su vestuario más fino, con el que se desparramen más los implantes mamarios y marque más los pezones, pensaría. Supongo que con eso pezones pillarán wifi gratis en esa casa. Enhiestos como puntas de lanza. Y sin parar de hablar de ellos, “se me marca el pezón y me tapo con el conejo este”, quejándose de ese mostrador como Daniela Blume en Mira quién salta cuando miró desde el trampolín y soltó: “No veo con las tetas ”.“Al principio caigo mal, debe ser por mi inteligencia” y “tengo sangre de Nobel” fueron sus aportaciones a la intelectualidad de este país. Me imagino a los premios Nobel notando el poder de la fuerza en sus tumbas. Carmen López es política, “concejala en activo por Ciudadanos”. Su propia descripción curricular fue, “tengo tres carreras: Derecho, Periodismo y Arte Dramático, además de haber sido Miss Sevilla”. Tan pronto salga de la casa la veo dirigiéndose a la López Ibor. No he visto mujer con más ínfulas de perfección y superioridad moral. Una incomprendida pija de lo más naive porque ella lo vale, “contra más formada, peor te tratan”. La defiende una tuitera. Ser tuitero, ya saben, se ha convertido en una profesión y en dogma de fe. Recuerden que el otro día un TITULAR en un periódico decía, “varios tuiteros han visto a Mourinho en el aeropuerto”. Entonces, no me diga más.

       Rosa Benito sigue siendo la provinciana que se ríe cruzando las piernas y agachándose levemente ‘que me meo toa a lo Martes y Trece’ cuando le insinúan a ver si va a encontrar un novio en la casa, ya es “simplemente Rosa” y “voy a comenzar de cero” otra vez y van… y Raquel Bollo a la que sólo le faltó entrar cantando “te estoy amando locamenti” con ese mono de brillos que ni recomendado por Terelu. Van sobradas, creen en la protección del altísimo que no es otro que la ‘cúpula’ de Sálvame. Con el Altísimo, pero el de toda la vida, el Señor en los cielos, quiere tratar los domingos Francisco Nicolás “llamadme Fran” así que el Súper debe dejarle ir a misa, “es algo muy reconfortable”. Dejó por imposible la frase “soy Fran” porque todos le entraban con: “¿Qué tal, eres el pequeño Nicolás, no?” empezando por Carlos Lozano, con el atractivo sexual de un armadillo, que no paró de meter la pata desde que pisó aquello (y sin cerrar las piernas ni para hablarte, ese tufillo a “el pistolero ha llegado a la ciudad”, que cantaban Los Pistones): “¿Tú eres hija de Makoke?” le soltó a la hija de Kiko Matamoros que odia a muerte a la mujer de su padre, “sí, igualita a ella” farfullaba con cara de asco ella dándose la vuelta para seguir desembalando muebles. Fran Nicolás parecía que acababa de salir de La 1, que estaban los de Cuéntame rememorando el año 1984. Qué corbata, qué cuellos de camisa…”es el mejor ejemplo de que la política de este país está cambiando” dijo Jordi. Ya me imagino a Fran con Carmen López maquinado los pactos en las nominaciones. La alegría de la huerta vino representada por Julián Contreras y Rappel. Qué almas para una fiesta. Creo que por ahí empezó el bajón del programa y cuando empecé a quedarme traspuesta. Animada por los continuos cortes de publicidad, también sea dicho. Entre intermedio e intermedio me dio tiempo a llegar a la mitad del Ulises de Joyce, incluso empecé a encontrarle la trama. Julián sigue siendo ese niño viejo que conocimos en un cuerpo de grandes espaldas forjado en gimnasio, ojito a la distancia entre hombro y hombro, que ni Charlène de Mónaco y una cabecita que cualquier jíbaro que se encuentre en nuestro país reconocería al autor de semejante trabajo. “Al final tienes que aguantar que eres famoso, va en el código de barras” y así se va conformando el muchacho. Rappel entró con túnica, todavía estaría en la cabalgata, “vengo a divertirme” decía con el mismo tono que el comentarista de la retransmisión del campeonato de billar en Eurosport. En cuanto a Liz (exGranHermano y presentadora de Call TV y…) y a Lucía Hoyos que, eso sí, graciosa es un rato, se ríe sin parar que parece que va fumada todo el día, no se les intuye mucho recorrido. Aunque nunca se sabe porque la lógica y la televisión no van cogidas de la mano. Respecto a Julius es un cocinero de Canal Cocina al que sólo reconoció Julián Contreras y no sé si eso es bueno. Y Sema. Adiós pijama, hola tutú. ¿Qué lleva a una persona a llevar tutú si no va a hacer ballet? Qui lo sà. Sema iba más maquillado y enlacado que cualquiera de las mujeres de la casa . Hombres mejor depilados que tú en tu zona. No va haber alcohol suficiente para aguantar las frikadas del amigo de Chabelita. Y un tal Míster España que, por lo poco que pude ver entre cabezada y cabezada, creo que se mimetiza muy bien con el ambiente para pasar desapercibido, va a ser el mejor mueble de la casa. El programa ha confirmado los peores presagios. Menuda fauna. ¿Y te lo vas a perder? Os aviso de que más de una vez os pasará como con aquella publicidad en el estreno de la serie de David Lynch: “Si no ves mañana Twin Peaks, pasado mañana no sabrás de qué hablan todos”.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook