Blog 
El Candelabro
RSS - Blog de Nieves Jiménez

El autor

Blog El Candelabro - Nieves Jiménez

Nieves Jiménez

Comentaré, cada semana, las revistas del corazón, destacando lo más relevante, lo más curioso o las declaraciones más histriónicas con un punto de ironía. A menudo, lo más destacado no será lo que muestren en portada. Lo mejor está donde menos lo esperas.

Sobre este blog de Gente

El corazón es uno de los géneros que sigue, aún, manteniendo más el interés. Sólo hay que observar como los programas de televisión no desaparecen y algunas radios le dedican tertulias, tanto en la programación de noche como de día y durante una hora. Las revistas han gozado de mala reputación. Sie...


Archivo

  • 26
    Noviembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    A Medias con Susana Díaz

     

    Conocido es que las modas vuelven. Que se retroalimentan. De ahí que no se deba tirar nada. Nada se pierde, todo se trasforma, cantaba Drexler.  Pero hay que estar alerta porque no todo vale, la línea entre estar a la vanguardia o caer en el ridículo más absoluto es demasiado fina. Y en estas estamos que nos irrumpe una extraña conocida en el panorama político nacional. Más conocida en Andalucía porque nos llega de la mano de José Antonio Griñán. Su ‘leitmotiv’ es hacer justicia. Le mueve la heroicidad, acabar con todo tunante que se le presente. Ardua tarea, pues.  
    Precisamente, es tal la batalla que se ha autoimpuesto  que comprobamos que  invierte menos tiempo y dinero en acicalarse que otras de sus compañeras. Pero esto no le hace tener una personalidad menos marcada. Todo lo contrario. Su identidad ya es bastante rotunda y con fuerza para, hasta ahora, haber podido ausentarse de probadores en tiendas  y asesores de imagen. Ya lo confirmó el mismísimo Rubalcaba, “lo que define a Susana Díaz es una palabra: ‘Poderío’. Y esto lo afirmaba, me imagino, mientras se le hacía un nudo de corbata en la garganta. Por no hablar de Carmen Chacón que, si en esos momentos se estaba tomando un café en una de las cafeterías entre palmeras de Miami, lo más probable es que le estuviera pidiendo una bolsa de papel al camarero para hiperventilar. Los clamores y ecos de advenimiento hacia la sevillana han llegado hasta el infinito y más allá, signo de que la sevillana viene pisando fuerte y puede estar descolocando los planes de futuro de más de un@.
    Sólo con su palabra y sus deseos  (sin hechos) ha desactivado una tormenta de rayos y truenos. Otra cosa son las tormentas de reacciones a sus looks. Inevitables los comentarios, es el peso de estar en el ojo del huracán. Susana tira mucho del socorrido ‘chaqueta y pantalón’. Otra cosa es la extraña forma de calcular su talla. Pero en este post me fijaré en  el uso que hace de las medias. Una creación ésta que, ya por los años 40, revolucionó la moda femenina y que Díaz utiliza como la perfecta metáfora  a su arranque en la política.  Le gustan y se gusta. La prueba está en que las ha utilizado para vestir en los días más especiales y más importantes de su reciente mandato.
    Medias con las que es imposible pasar desapercibida. Comenzamos. El día de su discurso, en el Debate de Investidura a la Presidencia de la Junta de Andalucía, se presentó ante el personal con unas medias negras con topos. No aptas para actos oficiales y de día. La algarabía de los topos y lunares sí son más adecuados para irte de fiesta esa noche a celebrar ese acontecimiento tan espectacular. Si lo que quería era destacar, fueron las ideales. Sobre todo si van como complemento a una falda muy, muy corta y muy ochentera. En la actualidad, la minifalda está demodé. Además, pasada cierta edad, resulta ridícula. Recordemos aquella frase “alargue esa falda, es una moda que no puede durar porque es antiestética”, que cuentan le soltó Buñuel a Catherine Deneuve. Parece como si a Susana le hubiera pillado todo este berenjenal en fuera de juego. Va cogiendo todo aquello que va encontrando en el armario, pegue o no. Porque no es normal que, para colmo, se calce unos peep-toes con los dedos al descubierto. Reflexión: mostrar costura de las medias asomando por los dedos en los zapatos, a todas luces, un esperpento a la altura de Valle Inclán.  Pero ella hace oídos sordos al ruido de modas, más fuerte es ese que hace la lycra, sinuosa, al subirla por la pierna pidiéndote cuidado, mucho cuidado, para no hacerles una carrera que rompa tus planes. Con el mismo cuidado que debe manejar ese ruido de ERE que atormenta a la Junta.
    Hasta aquí cuando tira de color negro. Cuando apuesta por el blanco el resultado es rompedor con la monotonía de los colores oscuros pero osado al parecer recién sacada de un capítulo de Gossip Girl. O una especie de Campanilla…y, ya sabemos que, Campanilla era una especie de hada que apareció para echar una mano…una mano con la que Susana Díaz, está claro que, por ahora, ha logrado amainar el temporal de forma espectacular. Medias en color blanco, rotundamente no.
    Otra cosa fue aquel  ‘tête a tête’  con Rubalcaba. El mensaje con estas medias estaba claro desde que, por la mañana, decidió enfundárselas: “Aquí estoy yo, con atrevida blonda en negro vertical y el virtuosismo del zig-zag. Mejora esto, Alfredo”.  Rubalcaba quiso atreverse poniendo una gota de color con su corbata en granate pero Susana Díaz ya había echado toda la carne en el asador con las medias. Por cierto, sólo aconsejables para piernas delgadas. En definitiva, sólo hay que calcular el momento adecuado para la prenda adecuada.

    Esto es sólo el principio. A la que ya han comparado con aquel Felipe González de los principios, la animo a que empiece a arriesgar con el vestuario porque percha tiene, un cuerpo con las hechuras rotundas y suficientes para lucir indumentaria y ganarse al electorado a través de la imagen, un plus más allá de lo que muchos imaginan.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook