Blog 
El Blog del Funcionario
RSS - Blog de Alfonso Ros Campos

El autor

Blog El Blog del Funcionario - Alfonso Ros Campos

Alfonso Ros Campos

Cartagenero, de la cosecha del 63, funcionario en la Universidad de Murcia y sindicalista.

Sobre este blog de Sociedad

La actualidad de nuestra Administración y la cruda realidad en la que desarrollamos nuestro trabajo las Empleadas y Empleados Públicos, desde un punto de vista irónico, malintencionado y totalmente subjetivo


Archivo

  • 21
    Noviembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    VALORACIONES DEL 14N

    Pasado un tiempo prudencial para poner en orden las ideas, quizás sea un buen momento para analizar el resultado de las movilizaciones del pasado 14 de noviembre y en su caso realizar valoraciones.

    La Huelga

    Se dijo por activa y por pasiva, antes, durante y después del 14N, que no era sólo una huelga política o sindical, era algo más, una HUELGA SOCIAL, porque, si bien es cierto que por definición, no pueden hacerla nada más que los que tienen un puesto de trabajo, en esta ocasión, también se pedía la implicación de los distintos colectivos sociales, como estudiantes, jubilados/as, parados/as, etc.

    Fue por tanto, una convocatoria especial, donde cada ciudadano/a tenía motivos sobrados y variados para participar (recortes en Servicios Públicos, subida de impuestos, bajada de salarios, recorte de derechos, despidos, desahucios, etc.), más incluso, que en otras convocatorias.

    Al mismo tiempo, también era una situación especial para no hacer huelga, con personal trabajando en precario, con amenaza de despido, con personal que no se podía permitir el lujo de dar motivos al empresario/a para incluir su nombre en el próximo expediente de regulación de empleo, con sueldos tan precarios y recortados que, el descuento salarial de un día de no-trabajo les podría suponer no llegar a fin de mes (ni a mediados en muchos casos), con pequeños comercios al borde de la quiebra que no podían perder un día de ventas, etc.

    Apunto un dato curioso: ¿Conocen a muchos empleados o empleadas de banca que hicieran huelga ese día? ¿No les afectan los recortes, las hipotecas, los despidos o los impuestos? A ver quién es el guapo que, con la que está cayendo en su sector, se atrevía a participar (y ojo, que yo sí conozco al menos, a un valiente que hizo huelga ese día).

    Con este panorama, la realidad, digan lo que digan desde la otra parte interesada, es que la participación fue un éxito. Si descontamos los servicios mínimos (máximos y por imposición en muchos casos), si descontamos los y las que no podían, por lo apuntado anteriormente, y los que, “por principios” no harán huelga nunca y menos “contra los suyos”, el personal, en general se movilizó, y en mayor número que en otras convocatorias.

    La Manifestación

    Si quedaba alguna duda sobre la exteriorización del descontento de la ciudadanía, sólo hay que ver cómo estaba la calle esa tarde. Me atrevería a decir que fue la manifestación más multitudinaria que se recuerda en Murcia, con la Gran Vía llena de gente, marchando de manera compacta (aquí no vale lo de los “huecos”, porque no los había), con la presencia añadida del personal que no pudo hacer huelga pero que necesitaba protestar y decirle a este Gobierno que lo está haciendo mal, que debe cambiar sus políticas económicas, que no puede cebarse en los más débiles, que nos está asfixiando…

    Una manifestación a la que además, se unieron, a título personal, afiliados/as y militantes de sindicatos no convocantes, funcionarios/as de todas las Administraciones, trabajadores/as de empresas privadas, pequeños comerciantes, autónomos, jubilados/as, estudiantes, parados/as, desahuciados/as por la hipoteca… ¿Qué más necesita este Gobierno para reaccionar?

    En conclusión, mis notas del 14N serían: un notable para las movilizaciones, un sobresaliente para la ciudadanía y un cero pelotero para los sordos y sordas, que para justificar su sordera, hablan de fracasos y manipulan las cifras de participación.

    Besos

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook