Blog 
El Blog del Funcionario
RSS - Blog de Alfonso Ros Campos

El autor

Blog El Blog del Funcionario - Alfonso Ros Campos

Alfonso Ros Campos

Cartagenero, de la cosecha del 63, funcionario en la Universidad de Murcia y sindicalista.

Sobre este blog de Sociedad

La actualidad de nuestra Administración y la cruda realidad en la que desarrollamos nuestro trabajo las Empleadas y Empleados Públicos, desde un punto de vista irónico, malintencionado y totalmente subjetivo


Archivo

  • 06
    Mayo
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SINDICALISTAS Y NEGOCIACIÓN

    Vamos cubriendo etapas de este año 2013, calificado por nuestro Gobierno como “un año difícil” pero en el que según nos prometen, “comenzaremos la recuperación económica”. No sabemos si mienten una vez más, si la prometida recuperación será más o menos significativa, si comenzará en el segundo semestre, el cuarto trimestre, el último mes del año o el año que viene, pero tenemos claro que no será un proceso fácil ni rápido. El retroceso ha sido tan grande, la recesión tan profunda, que salir del agujero, nos va a costar sangre sudor y lágrimas.

    Será entonces cuando las empleadas y empleados públicos necesitaremos más que nunca, un sindicalismo comprometido, serio, consciente con la realidad y que sepa llevar la negociación al camino correcto. Un sindicalismo como el que siempre hemos admirado y defendido los trabajadores/as de la Administración Pública.

    De nada sirven los reproches, ni los resquemores ante quienes nos gobiernan y deben sentarse al otro lado de las Mesas de Negociación, de nada valen los lamentos ante lo que hemos perdido o nos han quitado, las posturas intransigentes del todo o nada, ni el “tú lo has roto, ahora arréglalo tú”.

    Aparecerán posturas sindicales distintas, donde la intolerancia de algunos sindicatos dificultará la negociación, donde la cabezonería unida al afán de protagonismo y la demagogia que utilizan otros, llevarán a situaciones de conflicto y pondrán muy difícil conseguir acuerdos. Será entonces cuando el espíritu sindical deberá surgir en todo su esplendor, demostrando capacidad de diálogo, tolerancia y compromiso con los trabajadores/as a los que representan.

    Se equivocan quienes se limitan a pensar en lo que teníamos, compararlo con lo que nos han dejado y rechazar cualquier propuesta de mejora que les ofrezcan, por considerar que no se ha recuperado todo. Hemos perdido tanto que, cualquier avance que se consiga en las condiciones de trabajo de los empleados/as públicos, por pequeña que sea, siempre será beneficiosa y bien acogida.

    Habrá posturas radicales, que intentarán dejar en evidencia a los sindicatos que firmen acuerdos, que dirán que se han vendido, que son blandos, que ceden ante la presión, pero la mayoría de los empleados/as públicos, les agradecerán el esfuerzo y se sentirán orgullosos de sus representantes.

    Sindicalistas, salid a la calle, preguntad a vuestros compañeros y compañeras, consultadles y veréis que el personal no es tan intransigente como intentan vendernos, de manera interesada, quienes se mueven como pez en el agua entre el descontento y el anti-sindicalismo. Hay una inmensa mayoría de compañeros/as que os necesitamos, que esperamos de vuestra habilidad negociadora y de vuestra capacidad para conseguir acuerdos. No podéis defraudarnos.

    El camino se hace andando, tras el importante retroceso que nos han impuesto, no podemos pretender una recuperación instantánea (como lógicamente, todos desearíamos), pero tenéis que intentarlo y empezar a dar pasos hacia ello. Quienes quieran sentarse en el camino, protestar y lamentarse por lo que han perdido, que lo hagan, pero que no cuenten con vosotros/as porque sois distintos, estáis comprometidos y no podéis desfallecer.

    Entramos en un proceso importante y de vuestro trabajo depende que salgáis con la cabeza alta por lo conseguido y por haber hecho todo lo posible por conseguirlo. Os sobra ingenio, capacidad de trabajo, conocimientos y flexibilidad para ello. No debéis desaprovecharlos.

    Ánimo y fuerza para empezar a construir lo que nuestros gobernantes han destruido con su mala gestión. Juntos podemos conseguirlo.

    Besos

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook