Blog 
El Blog del Funcionario
RSS - Blog de Alfonso Ros Campos

El autor

Blog El Blog del Funcionario - Alfonso Ros Campos

Alfonso Ros Campos

Cartagenero, de la cosecha del 63, funcionario en la Universidad de Murcia y sindicalista.

Sobre este blog de Sociedad

La actualidad de nuestra Administración y la cruda realidad en la que desarrollamos nuestro trabajo las Empleadas y Empleados Públicos, desde un punto de vista irónico, malintencionado y totalmente subjetivo


Archivo

  • 26
    Septiembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Por huebos

    En el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, al menos en su edición vigésimo primera de 1992, aparecen los términos huebos y uebos con el mismo significado: “(del latín opus, necesidad) m. pl. ant. Necesidad, cosa necesaria”.

    Partiendo de esta explicación que nos da la Real Academia, se entienden ciertas afirmaciones que se oyen entre el funcionariado, como el Gobierno nos recorta por huebos. Es decir, nos recorta por necesidad.

    Quizás habría sido más acertado decir que lo hacen por sus huebos, ya que se haría referencia entonces a “su necesidad” y no a la necesidad en términos generales. No creo que ningún funcionario o funcionaria sintiese la necesidad de que le recortasen derechos.

    Realmente, en la Administración se hacen muchas cosas por huebos (o al menos, eso dan a entender), se imponen jornadas por huebos, se reducen salarios por huebos, se suprimen pagas extras por los huebos del Ministro y hasta se contratan a dedo directivos, altos cargos, asesores, etc. por huebos.

    Y claro, las trabajadoras y trabajadores afectados, también reaccionamos por huebos, porque sentimos la necesidad de protestar, de decirle al Gobierno que nosotros y nosotras también tenemos huebos (necesidades) y que vamos a defender nuestros derechos.

    El caso que todo es cuestión de huebos, aunque de huebos distintos. Cada uno tiene sus necesidades, pero no es necesario machacar a los funcionarios y funcionarias porque este Gobierno tenga muchos huebos y pocas ideas.

    Esperando no haber herido ninguna sensibilidad.

    Un saludo cordial y besos.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook