Blog 
El Blog del Funcionario
RSS - Blog de Alfonso Ros Campos

El autor

Blog El Blog del Funcionario - Alfonso Ros Campos

Alfonso Ros Campos

Cartagenero, de la cosecha del 63, funcionario en la Universidad de Murcia y sindicalista.

Sobre este blog de Sociedad

La actualidad de nuestra Administración y la cruda realidad en la que desarrollamos nuestro trabajo las Empleadas y Empleados Públicos, desde un punto de vista irónico, malintencionado y totalmente subjetivo


Archivo

  • 22
    Noviembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    OBSESIÓN GERMANA

    Es curioso y me atrevería a decir que digno estudio, la manía casi obsesiva de este Gobierno por hacernos trabajar más. Parece que en la clase política (mayoritariamente, en el Partido Popular) ha calado la idea (tópico) de que “en España se vive muy bien y se trabaja poco” y que la solución a todos los males de este país está en hacernos trabajar más, (principalmente a los empleados/as públicos), cobrando lo mismo y, si es posible, cobrando menos.

    Si analizamos con detenimiento las medidas de recorte que han llevado a cabo en la Administración Pública, vemos que prácticamente, la totalidad se basan en esa idea:

    -          Aumento de la jornada laboral semanal.

    -          Aplicación del cómputo medio anual de estas jornadas.

    -          Reducción de los días de libre disposición a tres por año.

    -          Supresión de los días libres adicionales por trienios.

    -          Supresión de los días adicionales de vacaciones por antigüedad.

    -          Disminución de plantillas con despido de interinos/as.

    -          Aumento de la carga docente a profesores/as.

    -          Imposición de controles horarios generalizados.

    -          No reposición de vacantes.

    -          No cobertura de las bajas.

    -          Reducción de salario por baja médica.

    Ahora, además, deciden aplicar la reducción salarial del 50% también cuando se falte al puesto de trabajo por enfermedad común, sin causar baja (los famosos tres primeros días antes de pedir la baja médica) con la justificación de que es una medida para luchar contra el absentismo laboral.

    Añádanse a éstas, las medidas generales que han aprobado o quieren aprobar y que también nos afectan, como la reducción de festivos en el calendario laboral, la supresión de puentes, trasladando a lunes los festivos entre semana, etc.

    El caso es que hagamos más horas, trabajemos más tiempo y que hagamos además de nuestro trabajo, el del compañero o compañera que se ausente (por enfermedad, día libre, despido o jubilación), pero eso sí, sin ver un duro (perdón, un euro) adicional por el aumento en la carga de trabajo.

    Y no es sólo una obsesión con los funcionarios/as, si revisamos la última reforma laboral y sus desarrollos, que dejan sin efecto los pactos y acuerdos de mejora social y salarial acordados en los Convenios Colectivos, vemos que se transmite como si de un virus se tratase, también al sector privado.

    ¿No les suena a obsesión patológica? ¿No les parece tradición germana? ¿Es que ya estamos intervenidos hasta esos niveles? ¿Lo decide Mariano o Ángela? ¿Están contentos los alemanes/as con estas medidas del Gobierno español? ¿Están contentos los españoles/as con estas medidas al estilo alemán?

    En este país, como no podía ser de otra forma, porque está lleno de españoles/as (y no de alemanes/as) somos exagerados hasta para esto. Pasamos del blanco al negro de un tirón, sin tonos grises intermedios, y claro, nos llevamos unos palos, que no veas.

    Nadie ha pensado que lo importante no es hacer horas y cuantas más horas mejor, sino todo lo contrario, hay que motivar la productividad, el rendimiento, el trabajo desarrollado y la calidad de ese trabajo, sin importar el tiempo que cada uno/a necesite para realizarlo.

    Y nadie les ha explicado que un trabajador o trabajadora, cuando está motivado porque tiene un buen sueldo, unas buenas condiciones de trabajo, unos incentivos o un merecido descanso y puede conciliar su vida laboral y familiar, rinde más, produce más y mejora la calidad del servicio que presta. ¿No han notado la cara de funeral que se nos ha puesto últimamente a los empleados/as públicos? Pues nada, ustedes sigan motivándonos a los españoles con el estilo alemán, que lo tienen claro.

    Besos

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook