Blog 
El Blog del Funcionario
RSS - Blog de Alfonso Ros Campos

El autor

Blog El Blog del Funcionario - Alfonso Ros Campos

Alfonso Ros Campos

Cartagenero, de la cosecha del 63, funcionario en la Universidad de Murcia y sindicalista.

Sobre este blog de Sociedad

La actualidad de nuestra Administración y la cruda realidad en la que desarrollamos nuestro trabajo las Empleadas y Empleados Públicos, desde un punto de vista irónico, malintencionado y totalmente subjetivo


Archivo

  • 11
    Agosto
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    MINISTRAS Y CONSEJERAS

    Tras un acalorado debate veraniego con buenos amigos y amigas respecto a las ventajas y desventajas de la paridad, las listas electorales “en cremallera” (alternando hombres y mujeres) y la igualdad de género, la conclusión a la que llegamos, es que pese a todo, en la vida política de nuestro país, sigue habiendo un tufillo machista del que no conseguimos desprendernos. Es cierto que actualmente, las mujeres participan más en la política, pero (salvo en honrosas excepciones) el poder sigue estando en manos de los hombres.

    Sólo tenemos que mirar la composición del Gobierno actual: El Presidente es un hombre (como todos los Presidentes del Gobierno que hemos tenido hasta ahora) y de los trece Ministros que tiene en su equipo, sólo cinco son mujeres. Recordemos que hace unos meses, eran sólo cuatro, porque Isabel García Tejerina acaba de sustituir a Miguel Arias Cañete en el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

    En las Comunidades Autónomas pasa más de lo mismo. De las diecisiete, sólo cuatro están presididas por una mujer: Andalucía (Susana Díaz), Aragón (Luisa Fernanda Rudi), Castilla-La Mancha (María Dolores Cospedal) y Navarra (Yolanda Barcina). En cuanto a los miembros de los equipos de gobierno autonómico, vemos que hay 90 Consejeros, frente a 52 Consejeras. Casi el doble de hombres que de mujeres en los puestos de mayor poder político.

    Sólo en dos Comunidades Autónomas (Asturias y Galicia) hay más mujeres que hombres en su equipo de gobierno (cinco y cuatro, respectivamente), en Andalucía y Castilla-La Mancha empatan y en el resto, mandan los hombres, llegando incluso a ser simbólica la participación femenina en algunos casos, como Murcia y La Rioja, con sólo una Consejera, o Madrid y Aragón con dos. ¿Están las murcianas, riojanas, madrileñas y aragonesas peor preparadas para ejercer la política?

    Pero la cosa no queda ahí, a esta clarísima (y cantosa numéricamente) discriminación femenina, hay que añadir otra que por sutil, es todavía más perversa, respecto a las funciones que se asignan a las Consejeras. En once de las diecisiete Comunidades Autónomas se le ha asignado la Política Social a una mujer, en diez, la Educación y/o la Cultura, en ocho se les asigna la Agricultura y el Medioambiente y en seis, la Sanidad (en Murcia, como sólo tenemos una Consejera, la despachamos con Sanidad y Política Social al mismo tiempo). ¿No les parece perverso? Volvemos a reproducir los tópicos machistas de que las mujeres son más sensibles con el medioambiente, buenas maestras, enfermeras y cuidadoras de enfermos.

    No me extraña que viendo las imágenes de la última sesión del Consejo Territorial de Dependencia, que reunió hace unos días, a la Ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (Ana Mato), con los responsables autonómicos del ramo, lo primero que se me vino a la cabeza, es que parecía una reunión de antiguas alumnas de un colegio de monjas, por la abundancia de mujeres presentes y la escasez de varones. ¿Tan femenino es el tema, que en la mayoría de Comunidades Autónomas han designado a una mujer como responsable de la Dependencia?

    Menos mal que en once de la diecisiete Comunidades Autónomas hay mujeres al frente de la Consejería de Hacienda o de Economía, porque con la fama de manirrotos que tenemos los hombres, igual se lo gastaban todo los Consejeros. ¿Añadimos el topicazo de que las mujeres son buenas administradoras?

    Por cierto, ya que estamos revisando el poder político, si comparamos las Ministras y sus funciones con las Consejeras y las suyas, resulta que en el Gobierno Central tenemos mujeres en el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y en el de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (como en la mayoría de las Comunidades Autónomas), pero en Educación, Cultura y Deporte tenemos a un hombre (José Ignacio Wert) y en Hacienda y Administraciones Públicas, otro hombre (Cristóbal Montoro), lo cual no cuadra mucho con la tendencia territorial.

    Está claro que lo que falla en el actual Gobierno son esos dos Ministros varones. ¡Que los cambien por una mujer!

    Besos

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook