Blog 
El Blog del Funcionario
RSS - Blog de Alfonso Ros Campos

El autor

Blog El Blog del Funcionario - Alfonso Ros Campos

Alfonso Ros Campos

Cartagenero, de la cosecha del 63, funcionario en la Universidad de Murcia y sindicalista.

Sobre este blog de Sociedad

La actualidad de nuestra Administración y la cruda realidad en la que desarrollamos nuestro trabajo las Empleadas y Empleados Públicos, desde un punto de vista irónico, malintencionado y totalmente subjetivo


Archivo

  • 09
    Abril
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    INCERTIDUMBRE

    ¿Qué vas a hacer este verano? ¿Alquilas casa en la playa este año? ¿Tienes pensado algún viaje? ¿Cuántos días te vas a tomar de vacaciones? Preguntas sin respuesta o al menos sin una respuesta clara y contundente para cualquier empleado/a público de la Región de Murcia, porque a estas alturas nadie sabe qué pasará.

    No sabemos si cobraremos la extra de verano, ni si en caso de cobrarla, será una extra recortada, ni si nos bajarán todavía más las retribuciones suprimiendo o recortando complementos, ni si deberíamos reservar días de vacaciones por si enfermamos o para solucionar posibles imprevistos, ¿Cómo vamos a hacer previsiones?

    Sabemos que la Comisión Europea le pide más esfuerzos al Gobierno Central para reducir el déficit y que el Ministro Montoro (aunque “no le conste”), tiene un cajón lleno de propuestas para el próximo “reajuste presupuestario” que mucho nos tememos, nos caerán, como viene siendo ya una costumbre, a finales de primavera o durante el verano.

    Sabemos que el Consejero Bernal, (el que no quiere hacerse transparente haciendo público su patrimonio como han hecho el resto de Diputados/as de la Asamblea Regional), también tiene su cajón de los recortes, pendiente de que Montoro autorice una mayor o menor flexibilización del objetivo de déficit en las cuentas de la Comunidad Autónoma.

    Sabemos que ya ha cambiado el discurso institucional, pasando del “no podemos pedir más esfuerzos a los funcionarios” al de “aquellas medidas que afecten al personal serán expuestas y debatidas con los sindicatos”. Qué detalle, a esto le llamo yo, apertura al diálogo (pero de besugos), aunque me habría gustado más oír eso que se decía antes, lo de “negociadas y acordadas” (cuestión de principios).

    El caso es que, como mienten cual bellacos, ya nadie se cree nada, nadie se fía de ellos, nadie se atreve a hacer previsiones, a pedir un préstamo, a invertir o comprar nada, porque mañana, pese a haber prometido por activa y por pasiva que no lo harían, nos pueden imponer un nuevo recorte.

    ¿Esto es lo que llaman medidas para regenerar la confianza, fomento de la inversión y el consumo, recuperación económica y cumplimiento de los compromisos? Que no nos pase nada.

    Besos

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook