Blog 
El Blog del Funcionario
RSS - Blog de Alfonso Ros Campos

El autor

Blog El Blog del Funcionario - Alfonso Ros Campos

Alfonso Ros Campos

Cartagenero, de la cosecha del 63, funcionario en la Universidad de Murcia y sindicalista.

Sobre este blog de Sociedad

La actualidad de nuestra Administración y la cruda realidad en la que desarrollamos nuestro trabajo las Empleadas y Empleados Públicos, desde un punto de vista irónico, malintencionado y totalmente subjetivo


Archivo

  • 08
    Diciembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    EL CLAUSTRO QUE VIENE

    Como universitario, que se precia de serlo, y como claustral de la Universidad de Murcia, reconozco que conforme se acerca el día 11 de diciembre, siento más incertidumbre por lo que se decidirá ese día en la reunión del Claustro Universitario y cómo repercutirá en el futuro de nuestra Universidad.

    Para explicar un poco la situación a quien no conozca el mundo universitario, le diré que el Claustro es por definición el “máximo órgano de representación de la comunidad universitaria” y que normalmente, se reúne por estas fechas para aprobar la Memoria del curso anterior y el Plan de actuaciones para el actual curso académico.

    En la convocatoria de este año, además, se ha incluido un nuevo punto: Informe sobre la negociación de la deuda contraída por la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia con esta Universidad y su relación con el “Plan de pagos de las deudas pendientes a 31 de diciembre”. Pronunciamiento del Claustro, en su caso, sobre medidas a adoptar al respecto.

    La inclusión de este punto responde, por un lado, a la intención del Rector de presentar a la comunidad universitaria, el hipotético acuerdo al que debería haber llegado con la Comunidad Autónoma para el pago de la deuda (que rondaría los 60 millones de euros), y por otro, a la solicitud de varios claustrales y del Comité de Resistencia de la UMU, pidiendo un pronunciamiento del Claustro al respecto y la adopción de medidas, incluyendo la posible denuncia en la vía judicial correspondiente, que garanticen el pago de esta deuda.

    Una situación complicada la que deberá afrontar el Rector Cobacho, fiel defensor del diálogo y de agotar todas las vías de negociación, antes de meter a la Universidad en un proceso judicial contra la Comunidad Autónoma, que según argumenta, tardaría años en resolverse (ya conocemos la “rapidez” de nuestro sistema judicial), pero que, por otro lado, cada día se siente más presionado por la comunidad universitaria que le exige contundencia ante el ninguneo sistemático de la UMU por parte del Gobierno Regional.

    Ya conocemos que ha habido  “Fumata Bianca” y este viernes, han firmado  el plan de pagos para la deuda, con lo que, si es un buen acuerdo, el Rector se aseguraría un triunfo de cara al Claustro Universitario.

    Un acuerdo que temporaliza el pago de la deuda en seis años, pero que, teniendo en cuenta que en la mayoría de los casos, los fondos adeudados responden a proyectos de carácter finalista (deben destinarse a una obra concreta), aunque dará un pequeño respiro a la maltrecha economía de la Universidad de Murcia, no solucionará los problemas generados por los recortes presupuestarios, ni por la pérdida de la Autonomía Universitaria, ni por el elevado coste de las Tasas Universitarias, ni por el resto de agresiones que sufre la Universidad Pública con la obsesión privatizadora de este Gobierno.

    Añádase a todo esto, la situación del actual Rector de la UMU, próximo a agotar su segundo y último mandato (los Estatutos de la UMU le impiden presentarse a una nueva reelección). Ya se empiezan a oír “ruidos de togas” y a organizar “grupos de opinión” en torno a posibles candidatos/as a sucederle, que seguramente, no desaprovecharán la oportunidad que se les brinda, para desgastar al actual Equipo Rectoral y utilizar la situación a favor de sus propios intereses electorales.

    Si además le añadimos que el Rector Cobacho, por su carácter y personalidad no pasa desapercibido y que genera tanto filias como fobias extremas (unas veces justificadas y otras totalmente injustas), me darán la razón cuando digo que las sensaciones que tengo son “raritas”.

    Sin conocer todavía los términos exactos del acuerdo, pero dejándome llevar por experiencias previas, creo que al final nadie quedará plenamente satisfecho, unos claustrales pensarán que el acuerdo es bueno y felicitarán al Rector, otros considerarán que ha sido una batalla perdida y que el trío BBV (Ballesta, Bernal, Valcárcel) le ha tomado el pelo al Rector (y por tanto, a toda la Universidad), unos considerarán satisfactorios los plazos fijados para el pago de la deuda, a otros les parecerán demasiado largos, unos lo considerarán un logro del Rector, otros de la presión ejercida por la comunidad universitaria y el Comité de Resistencia, algunos incluso, pedirán más contundencia o dimisiones…

    Y mientras tanto, en San Esteban, el trío BBV celebrará la consecución de sus objetivos: Han generado titulares de prensa “en positivo”, han firmado un acuerdo con la UMU (ya sabemos el valor de su firma en acuerdos que luego incumplen), han desactivado una muy previsible revolución del Claustro Universitario y han desgastado (un poco más) al Equipo Rectoral (por si acaso algún Vicerrector pensaba ser candidato/a). Total, el año que viene y sucesivos, (en caso de que finalmente cumplan lo acordado), sólo tienen que recortar un poco más los presupuestos de la UMU y así compensan lo que amortizan de la deuda.

    En conclusión, que me temo un Claustro difícil, en el que espero y deseo que impere la cordura y el “espíritu universitario” dialogante y solidario, que sirva para aclarar situaciones, consolidar posiciones y aunar esfuerzos, porque un Claustro desunido es la mejor situación para que el Gobierno Regional siga con su política de acoso y derribo a la Universidad Pública, la de todos y todas.

    No son momentos de reproches, ni de demagogias interesadas, ni de campañas a Rector/a, ni de dimisiones... Son momentos de unir fuerzas, fijar objetivos y plantear medidas de presión para solucionar problemas y defendernos de las agresiones.

    Besos

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook