Blog 
El Blog del Funcionario
RSS - Blog de Alfonso Ros Campos

El autor

Blog El Blog del Funcionario - Alfonso Ros Campos

Alfonso Ros Campos

Cartagenero, de la cosecha del 63, funcionario en la Universidad de Murcia y sindicalista.

Sobre este blog de Sociedad

La actualidad de nuestra Administración y la cruda realidad en la que desarrollamos nuestro trabajo las Empleadas y Empleados Públicos, desde un punto de vista irónico, malintencionado y totalmente subjetivo


Archivo

  • 05
    Enero
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    A MI AUSENTE Y AÑORADA AMIGA

    Estimada amiga,

    Inmersos como estamos en plenas celebraciones navideñas y cuando todavía quedan unos días para empezar a desmontar los adornos típicos de estas fechas, he sentido la necesidad de escribirte estas letras para decirte lo mucho que te echamos de menos este año.

    Estábamos tan acostumbrados a tu visita anual que, cuando nos dijeron que este año, por motivos económicos, no podrías estar con nosotros, nos costaba creerlo. ¿Cómo no ibas a estar tú? Si formabas parte de todas las celebraciones, si eras el verdadero espíritu de la Navidad…

    Recuerdo que año tras año, en fechas cercanas al sorteo de la lotería, aparecías por casa, como intentando consolarnos por no haber acertado el número del Gordo de Navidad. Este año, como siempre, tampoco hemos pillado nada en la lotería, pero encima, no estás aquí para darnos tu consuelo.

    Han sido tantos años juntos, desde aquellas navidades, cuando apareciste así, de repente, casi inesperadamente, y nos llenaste de felicidad a toda la familia, pese a tu juventud y que apenas eras un mengajo. Te hemos visto crecer un poquito cada año, hasta que prácticamente igualaste en tamaño a tus hermanas…

    Hemos sufrido contigo los esfuerzos que te supuso la dieta de adelgazamiento a la que te sometieron el año pasado y la intervención quirúrgica que te hicieron para reducir los excesos de volumen que, a criterio de otros, habías acumulado, y que a nosotros nunca nos importó. Es más, como ya te comentamos, cada año que pasaba, te veíamos más guapa y lustrosa, y conforme crecías y aumentabas de tamaño, nos hacías más felices.

    Sin embargo, este año, sin comerlo ni beberlo, tenemos que prescindir de tu compañía. Ya no estás ahí para acompañarnos en las comidas y cenas con nuestros amigos o familiares, para amenizar las fiestas. De hecho, al enterarnos de tu ausencia, nos ha dado tanta pena y congoja que hemos suspendido varias de ellas. Ya lo celebraremos otro año.

    Tampoco pudimos contar contigo cuando salimos a comprar los regalos para la familia, así que estas navidades, Papá Noel ha sido menos espléndido (si los niños supieran que el verdadero ayudante de Santa Claus eras tú, se armaría una revolución por tu ausencia) y mucho me temo que los Reyes Magos este año, van a pillar una depresión de caballo, cuando no puedan pedirte consejo y ayuda.

    Bueno, la vida, que es así de dura. Tendremos que hacernos a la idea y esperar que vuelvas el próximo año, aunque la espera se hará larga, muy larga…Y más cuando empiecen las Rebajas y la “cuesta de enero”. ¿Te acuerdas? Había años que te marchabas antes de que empezaran o al poco de empezar, aunque tú, tan previsora, siempre te reservabas un poquito de alegría para estos días post-navideños. Este año, veremos lo que pasa.

    No quiero olvidarme de mandarte los saludos de toda la familia, especialmente de los niños, y también del tendero de la esquina, el de la tienda de juguetes, la dependienta de la boutique, la peluquera y el mecánico del coche, que también te echan de menos y dicen que desde que tú no estás, me he vuelto más soso y no se me ve el pelo por sus negocios. Es que tú, me alegrabas la vida y me animabas a salir y a gastar. Jolines cómo te echamos de menos…

    Pero no quiero ponerme melancólico ni pesadito, así que dejo de añorarte por un momento, te mando un abrazo muy fuerte y te deseo una pronta recuperación, que recuperes peso y puedas volver a casa por Navidad, como los del turrón. Esperamos tus noticias.

    Un beso y recuerdos a tus trece hermanas, en especial a tu gemela, la Extra de Verano, que ya estamos deseando verla. Espero que tanto tú en diciembre, como ella en junio, podáis volver a nuestras casas en 2013, que nos hacéis mucha falta.

    Un beso muy grande, Extra de Navidad

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook