Blog 
El blog de Gauden Villas
RSS - Blog de Gauden Villas

El autor

Blog El blog de Gauden Villas - Gauden Villas

Gauden Villas

Sobre este blog de Deportes

Ha dicho muchas veces que su piel solo tiene un color: el rojo. Se crey√≥ siempre un perdedor hasta que Luis Aragon√©s, el sumo pont√≠fice, demostr√≥ que Espa√Īa tambi√©n puede ser la m√°s grande. Llor√≥ con el gol de Iniesta y en su camiseta, contra viento y marea, luce el 9 de Torres.


Archivo

  • 12
    Junio
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Nada de Francia e Inglaterra. Bien Ucrania.

                                                                   

    Autoestima por los suelos la de los ingleses. Antes del partido, los comentaristas de ITV -el canal que retransmit√≠a  para Gran Breta√Īa- confesaban resignados conformarse con "hacer un buen papel" ya que "no va ser esta Eurocopa donde Inglaterra entierre sus penas". El entrenador no convence a nadie -la gente quer√≠a a Redknapp-, del portero no se f√≠a ni su se√Īora progenitora -cada intervenci√≥n del chico se analiza como si fuera una heroicidad- y, francamente, ausente Rooney no tienen un solo jugador que salte a la vista.

     El partido fue, distancias salvadas, algo as√≠ como el Espa√Īa-Italia. Francia se supon√≠a que ten√≠a que llevar el peso del partido, pero se dej√≥ la velocidad y la chispa en el vestuario. Enfrente, un rival duro de roer, con una defensa s√≥lida que no se va a desencajar ni ante la inminencia de un se√≠smo b√≠blico. A la hora de crear, Inglaterra es como un tanque oruga, as√≠ que lo √ļnico que le quedaba era esperar alguna jugada a bal√≥n parado. Ellos inventaron el f√ļtbol y las dispusieron para intentar ganar partidos como este. Francia, adem√°s, se lo sirvi√≥ en bandeja. Evra hizo una falta absurda, Diarra dej√≥ libre a su marca y el portero franc√©s se qued√≥ tomando el t√© de las seis encima de la l√≠nea de cal. Marc√≥ Lescott, que en sus horas libres hace de actor de reparto en Star Trek, en el √ļnico disparo de Inglaterra entre los tres palos. Con eso y un disparo torpe de Milner, los chicos de la ITV y media p√©rfida albi√≥n se dan por m√°s que satisfechos con lo que hicieron sus muchachos. Lo que te hace pensar en la suerte que tenemos.

    Francia decepcion√≥. Es cierto que ten√≠a enfrente un rival inc√≥modo, que persegu√≠a cada bal√≥n como si estuviera en la caza del zorro. Pero se esperaba m√°s de los bleus. Su sala de m√°quinas no carbura y el ataque acaba fi√°ndolo a lo que hagan Rib√©ry, Nasri y Benzema. No es poca cosa, desde luego, pero un d√≠a malo de ese tr√≠o te manda directo al aeropuerto a coger el primer avi√≥n de Air France porque no tienen a nadie que les haga la m√°s d√©bil de las sombras. Lo de Rib√©ry resultar√≠a desesperante si fu√©ramos franceses. No lo somos y se queda en irritante. Est√° tan prendado de s√≠ mismo que en cada jugada intenta regatear a siete contarios. El chico es buen futbolista, pero ni es Messi ni tiene ya edad para esas cosas. El d√≠a que le salga todo, Francia ser√° un peligro p√ļblico. Hasta entonces se quedar√° como ayer en una escopeta que dispara balas de fogueo. Por lo dem√°s, lo hizo bastante bien Debuchy -como nos tem√≠amos- y comenz√≥ el partido con una p√©rdida de bal√≥n de Rami cerca de su √°rea que nos hizo creer que est√°bamos a√ļn en marzo y jugando en el S√°nchez Pizju√°n. Algunas cosas nunca cambian.

     El f√ļtbol de verdad lo pusieron Ucrania y Suecia. Con bastante menos hicieron bastante m√°s. Cuesti√≥n de actitud. Los supuestos favoritos del grupo D jugaron al trote, a menudo cochinero. Era media tarde y las ovejas del mundo se quedaron dormidas. Las presuntas cenicientas salieron al galope. Sobre todo los locales. Superados los nervios iniciales, se fueron a por el partido. Suecia plant√≥ cara y, en su l√≠nea habitual, no se dej√≥ impresionar. Ibrahimovic tuvo los detalles de genio que suele mostrar con su selecci√≥n y tras su gol todo parec√≠a inclinado del lado vikingo. Pero en esas apareci√≥ Shevchenko.

    El nueve ucraniano lleva diecisiete a√Īos siendo internacional. Nadie en esta Eurocopa le supera. Con su selecci√≥n, que no es ninguna potencia mundial, ha marcado 49 goles. A los 36, ya no es el jugador que asolaba las defensas rivales con el Milan, pero vaya dos chicharros que se sac√≥ de la chistera anoche. Fue la guinda de la fiesta total para un pa√≠s que no est√°, precisamente, para tirar cohetes. Hizo, adem√°s, justicia, pues aunque los suecos sacaron la rabia al final, nadie en el campeonato ha peleado tanto por ganar un partido ni recorrido tantos kil√≥metros para hacerlo como estos ucranianos, que van a luchar por cada metro cuadrado  de campo con el cuchillo entre los dientes. El grupo est√° abierto  a todo tipo de sorpresas.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook