Blog 
El Blog de Enrique Nieto
RSS - Blog de Enrique Nieto

El autor

Blog El Blog de Enrique Nieto - Enrique Nieto

Enrique Nieto


Archivo

  • 29
    Noviembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Tienes un Email: A/A de los políticos (cuando les va mal en las elecciones)

        Les escribo a ustedes con la cara de Artur Mas grabada en mi mente en el momento en el que salió el domingo por la noche para explicarse ante la prensa, después del batacazo que se habían dado él y CIU en las elecciones catalanas. Lo normal, digo yo, es que, sin más circunloquios, este señor hubiera comenzado diciendo: ‘como nada de lo que yo pensaba era cierto, como me he equivocado totalmente al convocar estas elecciones que han hecho perder a mi partido doce escaños, como me ha salido mal la jugada de intentar tapar con el independentismo la tremenda agresión que mi gobierno ha hecho al estado del bienestar de Cataluña, a base de recortes y privatizaciones, les comunico a ustedes que dimito y me voy a mi casa con mi mujer y mis hijos a hacer pijicos de barro para entretenerme’.


        Pero, no. A pesar de lo demudado de su rostro, a pesar de lo demudados de todos los rostros de sus acompañantes, incluido el de Jordi Pujol que cada vez se le parece más a Yoda, el de La Guerra de las Galaxias, el Sr. Mas habló de seguir liderando Cataluña lanzando una invitación a Ezquerra para que lo acompañe en el sentimiento, y en el proyecto independentista.


        Y fue entonces, cuando mirando el gesto del President, los ojos empequeñecidos, el pelo ligeramente descompuesto y sin tapar las entradas que tiene que tapar, y que generalmente tapa siempre que sale en la tele, las comisuras de la boca lanzadas hacia abajo debido a la ley de la gravedad y a la mala leche que sufría, cuando me acordé de otros líderes nacionales y regionales dando la cara después de unos malos resultados electorales. Por no retrotraerme mucho que me da pereza, ¿recuerdan ustedes la cara de Aznar o de Rajoy cuando este perdió sus primeras elecciones? Todo estaba atado y bien atado, el saliente se iba porque ocho años es suficiente, el heredero había sido elegido de una terna, - ¿les suena? – y ahora venía el personal y no lo votaba suficientemente. ¿Y Zapatero? ¿Recuerdan ustedes aquel rostro caído, aquella sonrisa acongojada, aquella mirada tan triste, tan triste y tan apenada, que había que preguntarle al verle: ¿qué tienes en la mirada? Y en las sucesivas elecciones nuestras, Ramón Ortiz diciendo que se iba, Pedro Saura diciendo resitireeeee (en varias ocasiones), con las expresiones más o menos demudadas, aunque Saura era siempre el que menos se demudaba, ya ves tú. Se ve que perder le daba menos pena.


        A mi me encanta verlos cuando triunfan, allí con la mujer al lado, en el balcón, o en el salón del hotel delante de la militancia enloquecida que agita banderas y grita el nombre del líder. Pero también disfruto al verlos sufrir (¿seré borde?) y, cuando pierden, espero impaciente el momento de verles las caras. No lo puedo remediar. Me da gusto.
        Saludos,
     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook