Blog 
El Blog de Enrique Nieto
RSS - Blog de Enrique Nieto

El autor

Blog El Blog de Enrique Nieto - Enrique Nieto

Enrique Nieto


Archivo

  • 21
    Febrero
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Pintando al Fresco: La UPCT

        En unos meses, mi responsabilidad como vocal del Consejo Social de la Universidad Politécnica de Cartagena se habrá acabado. Estos cargos duran ocho años por ley (te nombran para cuatro años y solo pueden extenderlo a otros cuatro), así que mi tiempo ha pasado y tendré que dejarlo. Por un lado, siento irme porque ha sido una buena experiencia en dos cuestiones principales: la primera, vivir la universidad a la edad de tropecientos años, encontrarme con profesores, catedráticos, y hasta con un rector, que fueron alumnos míos en bachillerato, porque eso se disfruta. La segunda razón: sentir que estoy haciendo algo por Cartagena, mi ciudad; pensar que, además de afectivamente, sigo unido a su gente, a sus proyectos, aunque tenga mi residencia en otro lugar. Pero también creo que está bien que me vaya, y que acceda a ese puesto otra persona con ideas nuevas, y es que, pienso yo, cuando alguien se mantiene mucho tiempo en un sitio parece que pierde un poco la perspectiva de la realidad. Así que creo que el Consejo se enriquecerá con un nuevo miembro, libre de los prejuicios que da la experiencia. Por cierto que él, o ella, no se enriquecerá porque el cargo no tiene remuneración económica. Solo nos pagan unos euros para la gasolina que gastamos en el viaje cuando acudimos a un Consejo.


        Pero pienso que es bueno que representantes de la sociedad, que no somos profesores, alumnos o personal de servicios de una universidad, entremos en ella, conozcamos su funcionamiento, sus logros, sus necesidades y sus problemas, aportemos nuestras ideas y tengamos que analizar y votar  lo que ese cuerpo universitario decide. Hay mucha gente, incluso los que han pasado por una educación universitaria, que tiene ideas preconcebidas, a menudo muy críticas, sobre la educación superior, su organización y la efectividad de su formación. Piensan algunos que la universidad es un mastodonte, a menudo lleno de profesores inmovilistas, de señores y señoras que se consideran los reyes del universo en su especialidad y que viven de las rentas de su cátedra. Por otro lado, suelen pensar también que los alumnos son unos jóvenes que se pasan la vida de juerga en juerga, que estudian poco o nada y que son totalmente felices en esta época de su vida. De los funcionarios no docentes, qué voy a decir: al ser en su mayoría administrativos, arrastran la fama de trabajar poco, del ‘vuelva usted mañana’ y demás tópicos del tema.


        Por todo esto digo que es bueno que los consejeros estemos ahí. Para llegar a saber y para que le digamos a la sociedad que la universidad no es eso, ni nada que se le parezca, al menos la UPCT que es la que ahora conozco bien. Cada curso, los vicerrectores, uno a uno, han venido al Consejo a explicarnos lo que están haciendo en sus departamentos y estas comparecencias han estado llenas de proyectos interesantes, del trabajo duro de muchos miembros de la comunidad universitaria siempre buscando la mejora, la excelencia en el desarrollo de su cometido. Y el rector y su equipo económico y administrativo son personas que trabajan muy seriamente para gestionar del mejor modo esta época de recortes parciales o totales, subidas de tasas, etc. que está viviendo la universidad en general y la educación en particular.


        En efecto, los alumnos se lo pasan bien cuando pueden, como les corresponde por edad, pero han de echarle cantidad de horas al estudio. Una universidad se caracteriza por la calidad de sus títulos cuando se llega al puesto de trabajo, y, para conseguir ese reconocimiento, se les exige altura, y hay que estudiar para conseguirlo, y mucho. Y el personal que hace otros trabajos no docentes es tan importante en el engranaje de la universidad que pensar que alguien puede escaquearse es una estupidez, a mi juicio.


        Supongo que hay muchas cosas que mejorar, pero les digo que la UPCT es un sitio vivo y lleno de gente que investiga, trabaja, enseña o estudia. Un lujo para la Región de Murcia.
     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook