Blog 
El Blog de Enrique Nieto
RSS - Blog de Enrique Nieto

El autor

Blog El Blog de Enrique Nieto - Enrique Nieto

Enrique Nieto


Archivo

  • 08
    Abril
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD Murcia

    Pintando al Fresco: La política y la familia

        Ocurrió hace un montón de años en esta Región. El joven hermano de la esposa de un destacado político era un adicto a las drogas. La familia lo había intentado todo con él: desintoxicaciones, médicos, ayudas de todo tipo etc., pero el chico estaba completamente enganchado. Por consejo de los que lo atendían, le buscaron una ocupación, un trabajo en el que se distrajera y tuviera alguna responsabilidad. El político hizo que lo contrataran como guardacoches en un garaje de la Comunidad Autónoma. El chaval, cuando vio que allí se daban unos vales de gasolina para el gasto de los que usaban esos coches, se dedicó a venderlos a gente de fuera, y con el dinero que sacaba, se compraba droga. Fue descubierto y detenido por la policía, y el juez lo mandó a la cárcel.


        Este hecho provocó que en un pleno de la Asamblea Regional la oposición se lanzara al cuello del político de un modo tremendo. Le acusaron de nepotismo, de haber colocado a su cuñado, que este había robado, etc. etc. Su esposa se sentaba en la primera fila del público. Como es natural estaba descompuesta: su hermano en la cárcel y su marido allí machacado por los diputados del partido contrario.


        En el balcón del salón de plenos de la Asamblea estábamos los de los medios de comunicación. Al escuchar a los de la oposición atacar de aquella manera tremebunda al político, alguien comentó: ‘estos son saben lo que es tener un yonqui en la familia, lo que se sufre; que roban hasta las joyas de su madre para venderlas, etc.’. Al día siguiente, en los periódicos, se lo explicamos con detalle: cómo estaban los padres con su hijo en la cárcel, qué sentía su hermana, la esposa del político; la nula importancia del empleo que le había proporcionado –guardacoches – el terrible hecho que es ver a un hombre joven con esa adicción, etc., etc.


        En el pleno del día siguiente, los miembros de la oposición que salieron a hablar cambiaron completamente su actitud. Todos comenzaron diciendo que comprendían el dolor del político y de la familia, y le quitaron importancia al acto de ‘nepotismo’. Los medios de comunicación les habían hecho cambiar su actitud y comprender que no se puede utilizar un tema familiar en la lucha política.


        Les cuento esto hoy porque en este periódico, en la edición de jueves, David Gómez firmaba una información sobre los ataques que varios miembros del PP suelen lanzar contra el secretario general del PSOE, Rafael González Tovar, con las alusiones a lo de ‘el padre y la hija’, refiriéndose a la posición de María González Veracruz en la ejecutiva nacional e insinuando que el parentesco los apoya a uno y a la otra en su carrera política. Asimismo, se dice que, desde el PSOE, suelen aludir a la familia del presidente adjudicándoles serias preocupaciones por el tema Auditorio que, como saben, afecta a PAS y está siendo investigado por los jueces.


    De todas las equivocaciones posibles, esta de meter a las familias por en medio  parece la más estúpida, porque los del PP saben perfectamente que María González está dónde está gracias a su valía personal, a su preparación académica y política, al igual que los socialistas conocen lo que es para una familia que uno de sus miembros esté pendiente de una cuestión judicial, que, por más que crean firmemente en su inocencia, les creará inquietud, cuando, además, hay niños en casa que escucharán cosas por aquí y por allá, que no entienden.


    Utilizar estos argumentos en la lucha política quizás pueda producirles satisfacción a los adversarios al darse cuenta que realmente les duele a unos y a otros, pero a cualquier persona con dos dedos de frente le produce una cierta repugnancia. ¿No hay otros argumentos que utilizar en el debate político que estos en los que entran las familias: una hija, unos padres, una esposa, unos niños? ¿Les hago aquí una lista de argumentos para atacar políticamente al presidente y al secretario general del PSOE? Por favor, señores, un poco de calidad humana.
        

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook