Blog 
El Blog de Enrique Nieto
RSS - Blog de Enrique Nieto

El autor

Blog El Blog de Enrique Nieto - Enrique Nieto

Enrique Nieto


Archivo

  • 08
    Octubre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Pintando al Fresco: El tiro por la culata

        Aunque parece que ya está dicho todo sobre el boicot a la apertura de curso de las universidades públicas de la Región, como resulta que yo estuve allí, voy a intentar dar mi punto de vista de lo que sucedió. No descubriré nada nuevo, pero, al menos, hablo de primera mano lo que casi siempre es una ventaja.


        Cuando llegué al campus, vi a la gente que se manifestaba con gran profusión de pancartas, gritos y pitos. Lo primero que pensé es que, a pesar de hacer tanto ruido, no eran muchos los que componían el grupo. Entre la UMU y la UPCT suman más de cuarenta mil almas de alumnos, profesores y personal no docente, por no hablar de padres a los que la subida de tasas les ha creado problemas serios. Ver allí a poco más de un centenar de personas manifestándose no me pareció algo muy representativo. En cualquier caso, comprendí que la situación económica de las universidades ante los recortes y retrasos de pagos, la subida de tasas, etc.,  eran cuestiones que podían motivarlos a hacer una protesta en la puerta del lugar donde se iba a celebrar el acto, así que entré en el salón y me dispuse a ocupar mi sitio.


        Diez minutos después, una parte de los manifestantes forzó la entrada  empujando y arrollando a los miembros de seguridad que guardaban los accesos y que no eran más de media docena. La decisión del rector de que no entraran en el campus las fuerzas de seguridad me pareció acertada a pesar que eso podría haber evitado el boicot. José Antonio Cobacho tiene mucha experiencia en la gestión de la universidad, es un hombre inteligente que conoce muy bien las leyes escritas y no escritas que rigen la vida universitaria y sabe que los uniformes y las porras no pegan con ese espíritu, y, además, a los mayores nos traen recuerdos horribles de cuando entraban montados a caballo repartiéndonos leña. La decisión era buena y así la tomó.


        Cuando ya se vio que no era posible celebrar el acto, yo pensaba: ‘¿pero qué es lo que esta gente rechaza y boicotea?’ Allí, entre otras cosas, se iban a hacer unos discursos en los que, estoy seguro, los rectores iban a hablar a la sociedad representada por los que asistíamos de los problemas y logros de sus universidades, y creo que, en cuanto a los problemas, ni Cobacho, ni José Antonio Franco se habrían mordido la lengua ante los políticos presentes. ¿Por qué no dejarlos hablar, cuando, además, todos sabemos que ambos se han batido el cobre bien batido en los últimos meses para tratar de obtener el máximo posible incluso jugándose relaciones y amistades?
        Ver al rector de la UMU, -una persona elegida para su cargo democráticamente por el colectivo universitario -

    con su garganta dañada, tratando, sin conseguirlo, de llegar a los micrófonos para hablar, insultado por los manifestantes, fue algo absolutamente detestable que nos puso de inmediato a todos en su contra y considero absurdo lo que se ha dicho de los socialistas planeando el boicot porque allí había socialistas muy molestos por la situación. Ya antes, en la puerta, alguno le había gritado ‘sinvergüenza’ a un médico y a un chofer, quizás porque ambos llevaban corbata, lo que deja claro la indiscriminación absoluta a la que nos sometían, o sea, que aquello tenía que ser suspendido por el sistema que fuera. Y lo consiguieron, pero me parece que a nivel de opinión pública les ha salido el tiro por la culata.
       
       
     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook