Blog 
El Blog de Enrique Nieto
RSS - Blog de Enrique Nieto

El autor

Blog El Blog de Enrique Nieto - Enrique Nieto

Enrique Nieto


Archivo

  • 17
    Octubre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Pintando al Fresco: A la búsqueda de la ilusión perdida

        En la ópera rock Jesucristo Superstar, (por lo menos que cito algo moderno para una vez que cito algo) la que hace de Magdalena (en la película, una oriental que estaba pero que muy bonica) canta una copla que se llama ‘Let’s start again, please’ que quiere decir algo así como ‘Comencemos de nuevo, porfa’. Y en esas estamos nosostros, en arrancar, pero, la verdad sea dicha, para empezar algo, aunque sea un curso, hay que echarle ilusión a la cosa, buscar la motivación necesaria, así que miremos el paisaje que nos rodea y a ver si encontramos algo que nos ponga el cohete en cualquier sitio y que nos lance al curso 2014 – 2015 en esta Región de Murcia que habitamos todos los que todavía no hemos emigrado.

        Comencemos por el sindicato de Transportes y Comunicaciones. Los temas están claros: el aeropuerto y el AVE. Del primero no se sabe nada más que allí está, cogiendo polvo, y que los accesos son muy utilizados por las parejas en sus coches también para no sé qué del polvo, al no tener tráfico alguno. Y del segundo, del tren que corre mucho, que va lento, y que se ignora cuando vendrá (alguien bien informado me juraba por su padre que, el año que viene, no viene). Tampoco se sabe si sus raíles irán  por debajo o por encima de nuestra reseca y calcinada tierra, aunque parece ser que, cuando venga, vendrá al aire libre y que todos los políticos que han dicho que se va a soterrar, tendrán que soterrarse ellos, a la voz de ‘Tierra, trágame, que me han dejado con el culo al aire’.

        Hablemos de la cosa económica porque la pasta estimula, y, además, el consejero correspondiente acaba de presentar un plan para que esto suba como la espuma, por cierto que es el plan número 600.481 que llevan presentado los distintos consejeros de Economía de este Gobierno que disfrutamos desde hace veinte años (todos los anteriores se convirtieron en papel mojado). La situación actual quizás la defina una frase que me dijo una persona que conoce muy bien el estado de las arcas de esta comunidad autónoma. La frase fue: Enrique, estamos en la puta ruina’. Aunque quizás una cifra pueda ser aún más explícita: pagamos alrededor de 250 millones de euros al año de intereses de lo que debe esta Comunidad. Observen muy bien que digo ‘intereses’ y no ‘pago de la deuda’, es decir, casi 800.000 euros diarios para que no nos embarguen hasta el palacio de San Esteban, que Dios no lo quiera.

        De la Sanidad, yo creo que mejor no hablar. Las listas de espera se van haciendo grandes, gordas, tremendas. Solo pondré un ejemplo. El otro día me contaban que en la ‘Unidad del dolor’ de un conocido hospital hay centenares de personas en la lista de espera. Centenares. La verdad que ese es un servicio al que imagino que recurren las personas que ya no pueden más. Los médicos, enfermeros, etc. procuran atender a los  que están en estados de una gravedad extrema, pero al resto, les duela lo que les duela, los citan cuando pueden, que es eso, cuando pueden.

        En esto de buscar ilusión yo siempre me fijo mucho en los políticos porque ellos, llueva o truene, siempre parece que nada les afecta, y sonríen y se pasean en los coches de choque con la reina de las fiestas, aunque estén imputados por un juez, o tengan problemas de todo tipo en su partido. Pero no sé si ellos me van a servir como estímulo para arrancar en este nuevo curso. Los veo algo desfondados. Quizás sea porque las encuestas dicen que la gente cree menos en ellos que en los ovnis, y, claro, eso les afecta.

        Así que buscaré en otros sitios, en otras gentes, los estímulos necesarios para comenzar este curso. Seguramente, miraré a los que se dedican a atender a los marginados, iré a los comedores sociales y a los bancos de alimentos. Allí encontraré a las personas que, con su ejemplo, me ayudarán a seguir creyendo que merece la pena. ‘Let´s start again, please’.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook