Blog 
El Blog de Enrique Nieto
RSS - Blog de Enrique Nieto

El autor

Blog El Blog de Enrique Nieto - Enrique Nieto

Enrique Nieto


Archivo

  • 20
    Noviembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Crónica de un instante: Manga

    Los padres que tienen hijos adolescentes o jóvenes, en general, siempre andan algo preocupados por lo que hacen sus hijos en su tiempo libre, cuáles son sus aficiones, con quién se relacionan y las influencias que puedan recibir de esas amistades. Algunos, como estos muchachos de la foto, son adictos al movimiento creado en el lejano Oriente llamado ‘Manga’, que está basado en un tipo de cómic lleno de extrañas aventuras, héroes y villanos, dragones y otros bichos, que se han extendido por todo el mundo, llegando también, cómo no, a esta pequeña región del sureste español. Los del ‘Manga’ viven esto con una tremenda entrega personal, continuamente buscan a sus iguales en Internet y en la ciudad donde viven, se comunican, se reúnen y son felices juntos.

    El fin de semana pasado se ha celebrado en la ciudad de Murcia el Salón Manga, y he de decirles que con un éxito rotundo, pues la mayoría de las entradas para acceder al recinto se vendieron previamente por Internet, y muchos aficionados se quedaron sin su fiesta. Aún con entradas, los chicos y las chicas tuvieron que hacer colas de hasta dos horas esperando a que el local se fuera vaciando y poder penetrar en su particular mundo, muchos de ellos disfrazados de su personaje favorito, que, por cierto, para los no iniciados es algo inescrutable, pues uno va vestido de una cosa y otro de otra, todo la mar de japonés, y no te enteras de nada. En cualquier caso, ya en la cola comienza la diversión, charlando entre ellos sobre este o aquel personaje, intercambiando opiniones o haciendo grupos para futuros chats con los móviles.

    Estos dos jóvenes de la foto se han disfrazado de luchadores de Sumo. Los trajes, alquilados en la misma fiesta, son autohinchables, es decir, que le das a un botón, y se inflan. Normalmente, lo amarillo debería ser carne, y el taparrabos cumplir su misión de tapar eso, pero ya ven, todo es plástico, lo cual le puede parecer un poco decepcionante a algunas, y a algunos. La gracia está en llevar a cabo un combate entre ellos y ver quién consigue sacar al otro del tatami, o lo que sea ese círculo que tienen a sus pies. Como ven, el sentido del ridículo no existe en este hobby, y, como decía mi madrina: ‘más vale que estén ahí que apedreando perros por la calle’, entendiéndose por ‘apedrear perros’ lo que ustedes quieran. 

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook