Blog 
El Blog de Enrique Nieto
RSS - Blog de Enrique Nieto

El autor

Blog El Blog de Enrique Nieto - Enrique Nieto

Enrique Nieto


Archivo

  • 20
    Octubre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Crónica de un instante: La explicación

    Esta fotografía consta de dos elementos diferenciados y sin aparente conexión: un sex shop y una pareja que transporta unos esquís. Parece una combinación sorprendente, pero está tomada de la vida real, en una calle de Murcia ciudad, o sea que debe de tener una explicación, sea la que sea. Los sex shops son un negocio que ha experimentado una evolución sorprendente. Cuando aparecieron, los vecinos del edificio en el que el establecimiento se ubicaba  pensaron que aquello se iba a convertir en una especie de Sodoma y Gomorra que traería consigo todo tipo de escenas escabrosas en la puerta de su casa. Uno de ellos me contaba, hace ya bastantes años, los apuros que pasaba cuando sus pequeños hijos le preguntaban, todos los días, cuando los llevaba al colegio, qué vendían en esa tienda. Pero lo cierto es que, al final, los pocos que quedan son lugares que pasan desapercibidos en los que se venden objetos usados en despedidas de soltera/o, y poco más. El tema de las cabinas para ver porno ha bajado muchísimo en su uso, ya que la gente puede encontrar todo tipo pornografía gratis apretando una tecla de su ordenador o de su teléfono porque en Internet está todo, y ya no ocurre eso de encontrarte a un prócer de la ciudad saliendo de las cabinas con la cara un poco roja y sudorosa, cualquier día que ibas a charlar con la dependienta que es la novia de un amigo tuyo.

    Pero, ¿y la pareja de los esquís? ¿Qué hacen con ellos en la mano? A esquiar no van, seguro, porque visten de manga corta y no es plan. Tampoco hay nieve en España estos meses, y francamente no les veo cara de estar yéndose a Chile a esquiar, ahora que es allí invierno. Entonces, ¿dónde está la explicación de esta extraña escena? Pues creo que se halla en lo que no se ve, en las fachadas laterales del sex shop, en otra tienda que hay muy cerca de esta. Se trata de uno de esos establecimientos de compra y venta de objetos usados, y hacia allí creo que se dirigen estas personas, a vender sus esquís, porque me temo que los tiempos en los que podían practicar su afición han pasado a la historia y probablemente él está en el paro y a ella le han hecho un recorte en el sueldo de esos que se llevan ahora. Quizás hace unos años pertenecían a la clase media, y hasta podía irse unos días al año a Sierra Nevada a esquiar, pero en este momento están en la clase normal, es decir, en la que pasa apuros, y han decidido vender los esquís en la tienda que está junto al sex shop, quizás con la ilusión de alguna vez poder recomprarlos, el día de mañana, ese que todos estamos esperando.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook