Blog 
El Blog de Enrique Nieto
RSS - Blog de Enrique Nieto

El autor

Blog El Blog de Enrique Nieto - Enrique Nieto

Enrique Nieto


Archivo

  • 17
    Octubre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Crónica de un instante: El espejo del alma

        Me gustaría que miraran ustedes esta foto atentamente. En segundo plano, verán lo que siempre se encuentra uno en estos sitios: padres que acompañan a sus hijos y tratan de enseñarlos a conducir un coche, críos jóvenes divirtiéndose de lo lindo; en fin, el ambiente propio de la feria. Después observen el primer plano: la señorita, a la que supongo reina de la Huerta de este año, muestra su belleza juvenil y su más amplia sonrisa, aunque debía estar realmente acalorada, incluso sudorosa, dado el tiempo que nos viene haciendo, en esta Región, los días pasados cuando fue tomada la fotografía. Ella, a pesar del calor, a pesar de la incomodidad del asiento del coche, a pesar de que no le cabe el traje y lleva medio fuera, sonríe y disfruta del divertido momento que está viviendo.


        Y ahora quisiera que observaran ustedes el rostro del alcalde de Murcia. Bien es verdad que manda romana el tener que ponerse traje y corbata con la sudorina correspondiente, o estar a su edad conduciendo un coche de choque, y no con su hija pequeña en una tarde de domingo, sino con lo que manda el protocolo de ese día; bien es verdad que lleva un montonazo de años obligado a hacer esto o lo otro, tenga o no ganas, pero, ¿es la cosa para poner esa cara?


        Ya sé, ya sé que tiene problemas con la justicia, que también los ha tenido, los tiene y los tendrá con el presidente de su partido, que se le ha visto desganado en la asistencia a las reuniones del ayuntamiento, que hay grupos del partido que consideraba ‘suyos’ y ahora están como oveja sin pastor, pero insisto ¿es la cosa para poner esa cara?


        Nunca ha sido Miguel Ángel Cámara un hombre muy dado a la juerga y al cachondeo, pero, cuando vencía su habitual timidez, daba gusto charlar con él. Recuerdo un día en la inauguración de un centro deportivo, a la que yo había ido con dos  amigos del mundo de la comunicación, y él nos vio, se acercó y estuvimos casi dos horas allí los cuatro, dale que te pego, arreglando el mundo. Un rato la mar de divertido.


        ¿Refleja el rostro cómo estamos por dentro? ¿Es la cara el espejo del alma? ¿Estará este alcalde hasta las narices de hacer de alcalde? Pues siempre puede no presentarse a las próximas elecciones, ¿verdad?

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook