Blog 
El Blog de Enrique Nieto
RSS - Blog de Enrique Nieto

El autor

Blog El Blog de Enrique Nieto - Enrique Nieto

Enrique Nieto


Archivo

  • 16
    Junio
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Crónica de un instante: ¡Coño, sí que está bueno!

        A algunos, esta foto les dirá poco, pero, a muchos, los que tenemos una edad, nos dice una barbaridad de cosas. Corría el año de gracia de 1990 y todos éramos jóvenes, o casi, y vivíamos la política con gran ilusión porque apreciábamos la democracia como un bien enorme, ya que todavía nos acordábamos de cuando Franco nos tenía en un puño, el suyo, y hacía nueve años del 23F, que el Rey había conseguido desbaratar. O sea, que conocerlo, tenerlo allí y escucharlo, lo consideramos un privilegio.


        En la primera fila de la fotografía aparecen los siguientes personajes, además de los Reyes: Miguel Navarro, el socialista que era presidente de la Asamblea en aquellos tiempos; el ya fallecido José Mata, también del PSOE, que era el vicepresidente primero, cargo que apenas ejercía dado que su reino era de otro mundo, el de la conspiración permanente que lo divertía mucho más que atender su puesto en la Asamblea, y Carlos Llamazares, que era vicepresidente segundo y del Partido Popular, pero que ejercía como primero, ya que Mata nunca estaba. Lo curioso de esta situación es que la relación de Navarro con Llamazares, de distintos partidos, era estupenda, y ambos trabajaban codo con codo en todo lo que era necesario para el bien del parlamento murciano, que, por cierto, nunca ha tenido más vida que en aquella época.


        Después de este acto, hubo un vino, y allí Carlos Collado me presentó a Don Juan Carlos, y nos quedamos un rato hablando (bueno, el Rey hablaba y yo le respondía). Estábamos tomando los tres una cerveza. Se acercó un camarero con una bandeja que llevaba un surtido de cosas. El Rey se quedó mirando las distintas especialidades que le ofrecían y me preguntó: ‘Nieto, ¿qué me tomo?’ (Le acababan de decir mi nombre y me llamó ‘Nieto’ tres o cuatro veces. Muy profesional). Entonces yo le dije: ‘esos que hay ahí se llaman ‘exploradores’, son una especialidad de esta Región, entre dulce y salado, y están muy buenos, Majestad’. Él cogió uno, lo mordió, y dijo: ‘Coño, sí que están buenos’, y seguimos hablando de Murcia, de Cartagena y de cuando estuvo por aquí en Aviación. De pronto, interrumpió la conversación, se puso serio y dijo: ‘La Reina me está mirando. Eso es que tenemos que irnos’. Y nos dio la mano y se fue. Nos quedamos con la impresión de que era un ser humano cercano, amable y simpático. Y la persona que nos había traído la democracia.


        Por eso escribo hoy sobre esta ya vieja foto y no sobre una de los dos últimos años. Porque, ahora que se va, quiero recordarlo así, diciendo ‘Coño, sí que está bueno’ con un pastelillo, un ‘explorador’, en la mano.
     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook