Blog 
El Blog de Enrique Nieto
RSS - Blog de Enrique Nieto

El autor

Blog El Blog de Enrique Nieto - Enrique Nieto

Enrique Nieto


Archivo

  • 07
    Diciembre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Crónica de un instante: Con dos lechugas

        En esta fotografía, una mujer, llena de dignidad, hace su trabajo totalmente ajena a lo que ocurre detrás de ella. Ni siquiera cuando el autor de la foto dijo: ‘Ahora, una sonrisa, que sale el pajarito’, o algo similar, se le ocurrió volver la cabeza hacia el objetivo. Ella está allí a lo suyo, ganándose un sueldo, y es feliz porque tiene un empleo. Si la ven muy abrigada es porque, en este tipo de industrias, suelen trabajar a bajas temperaturas. No sé si exactamente en esta sección será así, pero tengo una amiga que lleva ya varios años en un puesto similar. ‘Te acostumbras al frío perfectamente, y, cuando llegas a casa, te das una buena ducha caliente y te quedas nueva’, me dice.


        Al otro lado de la foto aparecen cuatro hombres. Entre ellos, reconocerán ustedes seguramente al líder del PSOE en la Región de Murcia, Rafael González Tovar. No tiene pérdida, es el que lleva dos lechugas en las manos. Por cierto: ¿Por qué las lleva? ¿Qué extraña idea se lo ocurrió a este hombre para, justo cuando le iban a hacer la foto, coger dos lechugas y ponerlas en sus palmas, ahí de punta? ¿Pensaría que así se le vería más cercano a los problemas de la gente? ¿Quizás creyó que destacando esos dos cogollos conectaría mejor con la mujer trabajadora que le da la espalda?


        Cuántas veces habremos dicho aquí que es absolutamente necesario que los políticos bajen a pie de calle y conecten con los ciudadanos; que salgan de sus despachos, que visiten los lugares donde pueden conocer los problemas que  tienen los trabajadores, los empresarios, los ciudadanos en general. Pero esta fotografía es lo que hay. Quizás hablara con los empresarios, pero él agarra dos lechugas, sonríe a la cámara, y ella trabaja ajena a todo lo que la rodea. Una imagen: un símbolo de dónde está cada uno.
     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook