Blog 
El Blog de Enrique Nieto
RSS - Blog de Enrique Nieto

El autor

Blog El Blog de Enrique Nieto - Enrique Nieto

Enrique Nieto


Archivo

  • 04
    Octubre
    2010

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Apuntes del natural

    DISCUTIENDO A LA ESPAÑOLA. Una mujer, ya mayor, a su marido, en la calle: ‘te he dicho que cogieras el paraguas y no te ha dado la gana. Mira cómo se está poniendo el cielo. Nos vamos a mojar enteros’. Él le responde: ‘No me gusta ir con el puto paraguas en la mano, y, si llueve, compramos uno en el chino por tres euros. Y cállate ya, coño’. Ella dice: ‘no me da la gana de callarme, y ……’ (ya no escucho más)

    DESPISTADO. Veo a un amigo. ‘¿Vas a hacer la huelga?’, le pregunto. ‘No sé, ¿cuándo es?’, me responde.

    UNO MISMO, COMO PRETEXTO. Un escritor ha dicho que él se usa a sí mismo como motivo central de su producción literaria. Sus experiencias personales diarias, sus frustraciones y éxitos, su vida en general es tomada como centro motivador de lo que escribe. Dice que la sociedad puede verse reflejada en él, y que no le importa mostrar sus miserias y alegrías porque, al fin y al cabo, son las mismas de todos. No sé por qué,
    pero esto me suena.

    POETAS RICOS. Por lo general, en el siglo XX, los poetas españoles eran gente que había nacido en el seno familias pudientes. La verdad es que esa estampa del poeta bohemio y muerto de hambre se ha dado poco. Por recordar algún nombre: Gil de Biedma, Carlos Barral, García Lorca. Ah, y más cercano y más actual: José María Álvarez, que es un excelente poeta y de una familia con perricas.

    SALVADO. Me llama un amigo y me dice: ‘acabo de ver en el banco que me han devuelto lo de la renta. Dos mil cuatrocientos euros. ¡Me han salvado la vida!’.

    GASTOS. Por razones que no vienen al caso, estoy volviendo a vivir en mi casa lo que supone el comienzo de curso con dos niños pequeños. Libros, material, chándal, ropa, zapatos, etc. Y también lo que cuesta la alimentación de los nenes: yogures, zumos, galletitas, leches, etc. Mira que yo he tenido cuatro, pero se me había olvidado ya. Qué disparate. Y, además, siempre hay un momento del día que te piden algo, abres el frigorífico y ves que eso precisamente se ha acabado. ‘Hay que comprar danoninos de fresa’, gritas con desesperación.

    YA HABÍA TELA. Veo en este periódico un reportaje sobre una exposición de la Fundación Atapuerca en la que se ve que los humanos prehistóricos se montaban la cosa sexual con las mismas variedades que ahora, o sea, que había de todo: sexo oral, voyerismo, masturbación, zoofilia, etc. Y hace 45.000 años. ¿Permitiría el hechicero de la tribu el matrimonio gay?

    BRONCA SEGURA. Acabo de barnizar un cuadro, y, sin saber como, me lo he pegado a la camisa y llevo dos lamparones enormes. La que me van a armar en mi casa por no haberme puesto algo encima. Y, además, la camisa para tirarla. Qué desastre.

    ABSTENCIÓN. Me encuentro con un amigo joven y charlamos: ‘¿tienes novia ahora?’, le pregunto. ‘No, hijo, no’, me responde con cara de lástima, y añade: ‘llevo un tiempo que hago menos el amor que Espinete’.

    METIENDO PRISAS. Un chico al perro que lleva de paseo por un pequeño jardín: ‘A ver si cagas pronto, Tobi’.

    MENTIROSA. Una señora hablando por el móvil en la barra de un bar: ‘Sí, llego enseguida. Estoy terminando de comprar’.

    EXTRAÑA OBSERVACIÓN. Un hombre mayor habla con otros dos en la puerta de mi estudio: ‘A los ecologistas los ponía yo a criar marranos’. (La verdad, no encuentro la relación por ninguna parte).

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook