Blog 
El Blog de Enrique Nieto
RSS - Blog de Enrique Nieto

El autor

Blog El Blog de Enrique Nieto - Enrique Nieto

Enrique Nieto


Archivo

  • 31
    Enero
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Apuntes del Natural: Todos a uno

     Todos a uno. Estuve en la toma de posesión del nuevo consejero de Economía y Hacienda, Juan Bernal. El salón estaba lleno y había unos cuatro o cinco políticos por metro cuadrado: el Gobierno en pleno, el presidente de la Asamblea, diputados, directores generales, cargos, encargos, aspirantes, militantes rasos, militantes de alta graduación y un largo etcétera, que se dice.

     

    Educación. Hablo con el consejero Sotoca. ‘¿A ti no te parece que pedir que los profesores trabajen una hora más a la semana es algo aceptable?’, me pregunta. ‘En efecto, no me parece mucho pedir, pero siempre que se mantengan todos los programas de apoyo a los alumnos que lo necesiten, toda la atención necesaria. Y, cuidado con los interinos’, le respondo.

     

    Ni está, ni se le espera. Alcaldes asistieron muchos: el de Mula, el de Molina, la de San Pedro, el de Puerto Lumbreras, la de Cartagena y otro largo etcétera. Brillaba por su ausencia el de Murcia, Miguel Ángel Cámara, lo que provocó algún comentario malintencionado sobre el estado anímico del secretario general del PP ante este nombramiento.

     

    Sacando tiempo. Cuando acaba el acto, Pilar Barreiro, con una amplia sonrisa, nos dice a un grupo: ‘me voy corriendo que tengo que administrar un buen rato antes de comer’.

     

    Mala uva. El presidente Valcárcel hizo un discurso la mar de guapo despidiendo al consejero saliente y recibiendo al entrante. Se deshizo en elogios sobre el que se va, Salvador Marín, y alguien malintencionado me dijo al oído: ‘Y si es tan bueno, ¿por qué lo quita a los siete meses de nombrarlo y lo deja irse?’

     

    ¿Un níscalo? Una mujer a otra en la puerta del mercado: ‘Pero, muchacha, ¿ahora vienes? Qué seta tienes, tía.

     

    Lágrimas. Me cuenta un amigo que se le acercó un hombre por la calle y le pidió limosna, le dijo que no, y el hombre, bajando la cabeza, se puso a llorar. ‘Me da una vergüenza enorme pedir, pero es que tengo tres hijos y no tengo posibilidad alguna de conseguir algo de dinero’, le dijo entre sollozos. Mi amigo le recomendó ir a Cruz Roja, a Jesús Abandonado, etc. y el contestó que ya lo hacía, y que le habían dado comida, pero que necesitaba algunos euros para los gastos mínimos. Al final, lo ayudó, y se quedó hecho polvo porque, desde luego, me dijo, aquel hombre lloraba de una manera muy real.

     

    Situación. (Es un poco fuerte, pero ocurrió exactamente así). En la barra de un bar, hay un hombre de mediana edad con un whisky delante. Está solo. Levanta la voz y dice, con palabras entrecortadas por el exceso de alcohol, para los que queramos oírlo: ‘Ya ves tú, yo me apaño bien en mi apartamento alquilado, pero ella se ha quedado con el piso. Y tiene a mi hijo. Se quedan con todo. Y nosotros, divorciados y jodidos’.

     

    Mujer especial. Estuve en el acto de la Universidad Politécnica de Cartagena en el que se nombraba doctor honoris causa a Adela Cortina Orts, catedrática de Ética de la universidad de Valencia, académica, y mil cosas más, la más importante que ella es un ser humano excepcional. Hacía mucho que no nos veíamos y nos dimos un gran abrazo recordando veladas en mi casa hasta las cinco de la mañana discutiendo, compartiendo ideas, afectos y algo de comer y beber, en aquella época feliz de la transición democrática.

     

    Reflexión. He conocido a mucha gente en mi vida, y, sintetizando, les diré que los realmente importantes son casi siempre sencillos, Los grandes de verdad jamás se jactan de sus logros, ni de sus conocimientos, ni de sus capacidades. Tanto es así que, cuando uno viene presumiendo, siempre pienso: ‘mala cama tiene el perro’.

     

    Facilidades. Un hombre a otro por la calle: ‘me he comprado un Ipad y lo estoy pagando a plazos, la mar de a gusto’.

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook