Blog 
El Blog de Enrique Nieto
RSS - Blog de Enrique Nieto

El autor

Blog El Blog de Enrique Nieto - Enrique Nieto

Enrique Nieto


Archivo

  • 15
    Marzo
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Apuntes del Natural: Teatro

    Teatro. Estuve en la reapertura del Teatro Romea. Ha quedado precioso y algunos nos relamíamos de gusto pensando en que, por fin, ya podemos volver a ver obras de teatro, espectáculos, óperas, en ese ambiente genial. Es que es un sitio guapo, guapo, guapo.

     

    Lo duro está en la calle. Veo al vicepresidente Juan Bernal. ‘¿Qué tal? ¿Cómo le va en lo suyo?’, le pregunto. ‘Todo está muy complicado, muy difícil’, me responde. ‘Pues, si viera cómo está la mayoría de la gente de mi barrio, sabría lo que es realmente complicado. Sencillamente, tratan de sobrevivir’, le digo. (No es verdad que le hable de usted porque fuimos compañeros como profesores de instituto hace un montón de años, pero es que aquí, lo del tuteo a un vicepresidente queda como poco respetuoso).

     

    Vivas, las fuerzas. El alcalde de Murcia estaba con el obispo y el delegado del Gobierno, entre otros, en el palco presidencial del Romea. Las fuerzas vivas, que se llaman.

     

    Momento espectacular. Comento con el director del teatro, Lorenzo Píriz Carbonell que me da rabia que, en Turandot, la ópera que van a poner muy pronto, ella no salga hasta el segundo acto. ‘Ahí está la gracia de la cosa’, me dice. ‘Todos hablan de ella pero nadie la ve hasta ese momento’, añade.

     

    Palabra antigua. Un hombre, con mono de trabajo y el nombre de la empresa en el bolsillo de la camisa, a unos compañeros, mientras almuerzan: ‘Este mes he tenido cuatrocientos euros menos de jornal’. (Hacía años que no oía la palabra ‘jornal’)

     

    Lo disfruta. Son las diez de la mañana. Veo a un antiguo alumno, de unos treinta y cinco años,  por la calle. Va con su carro de la compra. ‘He levantado a los críos, les he dado el desayuno y los he llevado al colegio. Ahora voy al mercado, pero ya tengo los espaguetis preparados para la comida. Es que mi mujer está trabajando y a mí me despidieron hace seis meses. Pero con esto me lo paso bien. La casa me gusta’. Me dice.

     

    Brotes verdes. La única noticia positiva que he leído esta semana en los medios de comunicación es que las praderas de posidonia de nuestras costas han mejorado mucho en los últimos años. Algo es algo.

     

    Adiós. Leo que van a subastar el local del Cine Central de Cartagena. Me da una pena tremenda que desaparezca. He ido allí mil veces, desde que era un crío. Incluso he visto películas desde la cabina de proyección, porque un familiar, el Sr. Miguel, trabajaba allí y alguna vez iba a llevarle la cena y me quedaba a ver la peli (cuando vi Cinema Paradiso pensé que aquel niño podría ser yo). Además, he vivido ocho años justo enfrente del cine. Toda una vida unida a ese lugar. Imagino que mucha gente de mi ciudad sentirá la mima rabia que este que lo es.

     

    Sin compañeros. Dicen que lo peor del parado de larga duración es su soledad.

     

    Diagnóstico claro. Una mujer a otra, en una farmacia: ‘me ha dicho la médico que los dolores son de la reuma ya por la edad’.

     

    Cariño familiar. Una chica joven habla por el móvil en la puerta de una tienda. Con un claro tono de envidia, dice: ‘Si, hija, sí. Se casa mi hermana. ¡La muy puta!’

     

    Ocupado. Un amigo, recién jubilado, me habla de su nueva vida: ‘No te creas, que todavía tengo mis obligaciones: todos los días compro el pan’. 

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook