Blog 
El Blog de Enrique Nieto
RSS - Blog de Enrique Nieto

El autor

Blog El Blog de Enrique Nieto - Enrique Nieto

Enrique Nieto


Archivo

  • 09
    Diciembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Apuntes del Natural: Recortes

    Recortes. Hablo con un amigo economista de gran experiencia empresarial, y, ante la noticia de que nuestro gobierno regional no tendrá otro remedio que hacer más recortes el año que viene para conseguir cumplir el  déficit, enumera las siguientes medidas que se podían tomar, que yo le brindo aquí al consejero de Economía, sin que ni mi amigo ni yo le cobremos un céntimo por el trabajo de consultoría. A saber: Supresión del 30% de las consejerías; supresión del 50% de las direcciones generales; cese de todos los asesores y cese de todos los contratados a dedo sustituyendo a ambos por funcionarios; venta del 90% de los coches usados por los cargos. Y así sucesivamente.

    Sustantivo del verbo toser. Un hombre, en la ventana de un bar, le cuenta a otro que estuvo en una boda: ‘Me regalaron un puro y me lo fumé, pero cada vez que aspiraba el humo me daban cuatro o cinco tosías.’ 

    Mareándola. Cuando escribo esto siguen mareando la perdiz con lo de las cuchillas en las vallas de Melilla. Rajoy continúa pensándoselo y el ministro del Interior defendiendo la asquerosa idea de colocarlas. Ha dicho que solo producen heridas superficiales. El otro día pusieron en la tele algunas de esas heridas y era un horror mirarlas.

    Familia unida. Me encuentro con un amigo marroquí que tiene una peluquería en mi barrio y charlamos un rato. Es joven y una excelente persona. Me cuenta que se ha casado en Marruecos con su novia de siempre, y que está arreglando los papeles para que ella pueda venir y vivir juntos. ‘Tuvimos la luna de miel, pero ahora tendremos que estar separados unos meses, aunque, como yo estoy regularizado, no habrá problemas’, me dice con una sonrisa de felicidad.

    Indignación. Lo de UGT en Andalucía es sencillamente la leche. Parece ser que se gastaban las subvenciones para dar cursos de formación a los trabajadores en mariscadas, en 700 bolsos para regalos a sus militantes y en otras cosas de este tipo. Y, encima, tienen la geta de decir que se reunirán el 9 de enero para depurar responsabilidades. ¿Y por qué no se reúnen hoy? Qué vergüenza, oiga.

    Buen profesor. Estoy en la puerta del bar donde suelo tomar café. Pasa una señora, se me acerca, me saluda, abre su bolso y saca de él un recorte de este periódico. Me lo enseña; es mi artículo de la semana pasada en la que hablo de la enseñanza y de los profesores por vocación. ‘Lo he recortado y lo voy a guardar porque mi marido, fallecido recientemente, era un profesor como los que usted describe aquí. Sus alumnos lo querían muchísimo y, cuando nos encontrábamos con alguno en cualquier sitio, lo saludaban con cariño, aunque hiciera muchos años que le había dado clase. Para mí, este artículo es un recuerdo de él’, me dice. Y me emociona un poco.

    Buen pescado. Voy al mercado y compro salmonetes del Mar Menor. Son pequeños, pero, fritos y rebozados en harina están de cine, con ese sabor especial que tiene el pescado de nuestro lago salado. Por cierto, me han dicho que hay pescadores jóvenes en el Mar Menor ganándose la vida pescando lubinas con palangres. Son grandes y preciosas. Primero pescan la carnada – pequeños mújoles – porque tiene que estar viva para que entren las lubinas. Se venden bien de precio y algunos pueden vivir de ello.

    Pequeño y tierno contrabando. En un ascensor, coincido con una mujer, por su acento, creo que boliviana. Habla por el móvil: ‘Mira, no dejan enviar perfumes, pero yo, cuando mando los paquetes, meto una botellita dentro de los zapatos que le compro aquí a mi mamita. Y es que ella le gustan muchísimo los perfumes, y allá no puede comprárselos porque no tiene plata, la pobre’.

    Percepción. Veo a Antonio Gómez Feyrén y lo felicito por su nombramiento de Presidente del Consejo Jurídico. Está contento. ‘Si es que la gente se piensa que yo soy un político y yo he sido siempre y soy ahora un jurista, como mi padre, que era fiscal’, dice. ‘Pero, hombre, siendo uno de los pocos que ha dejado buen sabor en el personal de su paso por la política, deja que pensemos que eres un bueno en eso’, le digo.

    Entrando en calor. Una mujer en la carnicería: ‘Dame una miaja de arreglo de cocido que, con este frío, lo único que apetece es un plato de guiso caliente’.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook