Blog 
El Blog de Enrique Nieto
RSS - Blog de Enrique Nieto

El autor

Blog El Blog de Enrique Nieto - Enrique Nieto

Enrique Nieto


Archivo

  • 02
    Septiembre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Apuntes del Natural: Nuevos horizontes

    Nuevos horizontes. Dos mujeres, de cuarenta y muchos años van por la calle. Vienen de bañarse en el mar y llevan a varios críos de la mano o a su alrededor. Se las ve algo vulgares, descuidadas en su indumentaria, muy pasadas de peso. Una de ellas le dice a la otra: ‘Tú lo que tienes que hacer ahora es buscarte un tío que esté bueno, que sea bien grande y que te dé mucha caña’. La otra le responde: ‘Yo lo que tengo que hacer es buscarme a un tío muy viejo, que esté enfermo y que tenga mucha pasta’. (Entiendo que ese ‘ahora’ de la primera se refiere quizás a un divorcio de la otra).

    Revista. El otro día le eché un vistazo a una revista del corazón. Fundamentalmente la cosa iba de las vacaciones de los famosos fotografiados en las playas, en bañador, haciendo esto o aquello en la arena, en un barco, etc. Llamaron mi atención varias cuestiones. Ellas: todas son más o menos rubias, todas tienen el pecho grande y perfectamente colocado en su sitio, muchas se parecen físicamente, sobre todo en los labios, tanto que podrían ser todas primas. Ellos: ninguno tiene pelo en el cuerpo, todos tienen músculos por aquí y por allá, no hay ninguno gordo ni flaco de más y sonríen continuamente con cara de idiota. Y otra cosa: todos los que están con críos son de ‘una relación anterior’.

    Secretos a voces. Al haber una pésima cobertura para los móviles en casi todos los pueblos costeros de esta Región, los veraneantes tienen, tenemos, que salir a la calle para buscar un sitio desde el que se pueda mantener una conversación telefónica y gritar bastante. Esto trae consigo que todos sepamos que la hermana de una ha tenido un hijo con cesárea, que hoy ha guisado macarrones otra, y que el hijo de la vecina ha quedado a las doce con la novia, y que la quiere mucho, según le ha dicho.

    El tiempo pasa. Veo a un chico, hijo de un amigo, que, de pequeño, lloraba mucho, y que, a menudo, yo tomaba en brazos y lo dormía porque, al tener cuatro hijos, eso se me daba muy bien. Me presenta a la novia de su hijo.

    Película. Esta semana he visto en la tele Ninphomaniac, 1 y 2. Es una película larga de Lars Von Triers, dividida en dos entregas, que resulta fascinante, que puede llegar a ser absolutamente repugnante o tremendamente poética. Es una mezcla de horror, sexo explícito, pornografía, sadomasoquismo,  homenajes a la literatura o la música, terribles escenas de hospital, desprecio por cosas como la maternidad, la fidelidad, bellísimas imágenes de la naturaleza, iluminación de interiores increíbles. Una cosa tremenda de película. Se la recomiendo a los muy cinéfilos, aunque he de decir que mi mujer, que es cinéfila, a la mitad de la primera parte, se levantó del sofá y dijo: ‘esta la va a ver su prima’, y se fue a dormir.

    Quiero bailar. Resulta bastante chocante ver en esta película al niño que hizo de protagonista en ‘Billy Elliot’, ahora ya más crecido, dándole con todas sus fuerzas en el culo, con una fusta, a la protagonista que está atada con cuerdas en un sofá.

    Siglo X. Un amigo me dice: ‘Parece que estuviéramos en la Edad Media: guerras de religiones, asesinatos brutales, masacres tremendas, epidemias parecidas a la peste con la gente muriendo sin que haya remedio alguno, poderosos que se enriquecen, gente empobrecida hasta la miseria, niños con hambre,….’

    Cantar. En el mercadillo, un joven de raza gitana está recogiendo su puesto y canta: ‘Llevo a mi mama en el pechoooo y a Cristo en el corazooooón’.

    Polimedicados. Veo a la médico que atiende el centro de salud del pueblo. Le pregunto cómo le va. ‘Demasiadas recetas. Todos quieren recetas y recetas’, me responde.

    Fotos guapas. Como les dije, estoy fotografiando amaneceres en el Mar Menor. Le he mandado algunos a un amigo fotógrafo y me ha dicho que debería pasarlas a papel, que  hay fotos muy espectaculares. Lo que no sé es si tendrán la suficiente resolución, porque las he hecho con el teléfono móvil.

    Un hombre a sus hijos en la playa: ‘¡Estaros quietos ya! ¡Qué ganas tengo de que empiece el colegio, coño!’.
     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook