Blog 
El Blog de Enrique Nieto
RSS - Blog de Enrique Nieto

El autor

Blog El Blog de Enrique Nieto - Enrique Nieto

Enrique Nieto


Archivo

  • 07
    Octubre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Apuntes del Natural: Nuevo término futbolístico

    Nuevo término futbolístico. Dos hombres hablan de fútbol mientras desayunan. Uno de ellos dice: ‘Mira, parando penáltiles, Casillas es el mejor’.

    Demasiado explícita. Dos mujeres se encuentran en la calle, a la salida del mercado de Verónicas. Van cargadas con bolsas. Hablan del tremendo calor que hace. Una de ellas dice: ‘Es que no paro de sudar. Me he puesto limpia esta mañana, y mira..’, y levanta un brazo y muestra la axila con una mancha de sudor tremenda. (La otra, al ver aquello, pone cara de asco total)

    Lógico. Veo a Pedro Pablo Hernández, presidente de los empresarios cartageneros que se presenta a liderar la CROEM. Le pregunto: ‘¿Crees que tienes posibilidades de ganar?’ ‘Hombre, si no creyera que tengo opciones, no me presentaría’, me responde.

    Terrible. Qué horror lo de Lampedusa. Qué espanto. Qué vergüenza, como ha dicho el Papa. La mayoría de los emigrantes muertos procedían de Eritrea y Somalia, dos países que solo ofrecen hambre y guerra a sus habitantes. Y los gobernantes europeos volviendo la cabeza ante este horror, como si no fuera con ellos, como si esta Europa que han creado para que los mercados reinen no tuviera nada que ver, no sintiera nada ante los seres humanos que sufren. La única pregunta que me hago es: ¿qué puede cambiar esto? Porque si hay respuesta, la que sea, me apunto a ella.

    Escéptico. El otro día, un grupo de amigos analizábamos la actualidad y aportábamos a la conversación las soluciones que se nos ocurrían basándolas en el sentido común. En un momento dado, yo dije: ¿Me pregunto si los políticos que nos gobiernan tienen conversaciones como estas y llegan a conclusiones parecidas?’ Otro de los asistentes me respondió: ‘Claro que sí. No son tontos. Pero ninguno de ellos tomará nunca una decisión que haga peligrar su puesto, que suponga enfrentarse a sus jefes de Madrid, o de aquí. Tú recuerda que a ellos lo que más les importa es mantener su sillón, su sueldo, sus prerrogativas, compartan o no lo que les mandan hacer’.

    Compra escueta. En una tienda de fiambres, un hombre le dice al empleado: ‘Ponme 6 rodajas de salami, y seis de mortadela’.

    Problema familiar. (Un chiste que me manda un lector) ‘Tengo dos hijas y un hijo. Una se casó con un tío más raro que un burro verde, tuvo dos hijos, y se ha divorciado. A la otra le ha salido el marido un sinvergüenza de los que hacen época y veremos si no acaba en la cárcel. Ella trabaja, pero no cobra nada. Y tiene cuatro críos. El varón lo tengo en mi casa y tampoco gana un euro. Todos viven de lo que yo gano, y no te creas que tengo el puesto de trabajo totalmente seguro. Además, estoy mayor y enfermo’.
    ‘No se preocupe, majestad. Yo creo que su situación no es tan mala’.

    Un disidente. En una plaza de Murcia, el dueño de un bar está abriendo el toldo de su terraza. Es amigo y hablamos. Como el Ayuntamiento les ha obligado a poner todos los toldos iguales, a rayas rojas y blancas, en plan París, le pregunto: ‘¿Estáis contentos con esto de los toldos iguales?’. ‘Pues no, en absoluto. Antes cada bar tenía su color, su personalidad y yo creo eso que le daba alegría y variedad a la plaza. Y lo peor es que, como a otra corporación le guste otro color, tendremos que cambiarlos otra vez. Esto es la leche, Enrique’, me dice.
     
    No llega. Un hombre joven, en una silla de ruedas y con una pierna cortada, le dice a otro, en la calle: ‘Me cortaron la pierna hace tres meses y me van a poner una ortopédica buena, aunque la mejor, una biónica que hacen en EE.UU., no me la puedo comprar porque cuesta 26.000 euros’.

    Harto de tórtolas. En un bar, un hombre está hablando: ‘estoy poniendo trampas para cazar tórtolas y me las estoy comiendo’. ‘Pero, hombre’, le digo, ‘eso es ilegal y una barbaridad’. ‘Vale, pero está la huerta infectada de estos pájaros, se lo comen todo, en los exteriores de mi casa se cagan por todas partes y cada día hay más. Así que, estofadas, que están muy ricas’.

    Cualidades. Un hombre joven hablando por el móvil en una plaza: ‘Es muy simpática, aunque un poco puta también’.
     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook