Blog 
El Blog de Enrique Nieto
RSS - Blog de Enrique Nieto

El autor

Blog El Blog de Enrique Nieto - Enrique Nieto

Enrique Nieto


Archivo

  • 30
    Diciembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Apuntes del Natural: Nos pille

    Nos pille. ¿Cómo llevan ustedes lo de la Navidad? ¿Han empezado a comprar ya? Yo no, y, por poner un ejemplo, como somos veinte, hay que comprar veinte regalos. El Señor nos pille confesados.

    Buscándose la vida. Me encuentro en la calle con un amigo, un profesional muy cualificado del mundo de la imagen que ha hecho excelentes trabajos para televisión. Lleva en el paro muchos meses, es casado y tiene hijos. ‘Ahora me dedico a hacer tatuajes’, me dice. ‘He tenido que aprender la profesión que es muy difícil y delicada. Primero he  trabajado con pieles de cerdo, y, después, cuando he tenido la suficiente destreza, he empezado a hacerlo sobre pieles humanas, primero cosas sencillas y después más complicadas. Estoy contento porque hay mucha demanda y comienzo a ganar dinero’, añade.

    Inconcebible. En Los Urrutias ha ocurrido algo que nadie se explica. Hace unos días, aparecieron unos señores del Ayuntamiento de Cartagena y cortaron una serie de eucaliptos que había en una calle. Eran preciosos, tenían más de cincuenta años y se agradecía su sombra en verano. Todos los vecinos nos preguntamos por qué se ha hecho pero nadie sabe nada. La gente ha acudido al presidente de la Asociación de Vecinos pero a él tampoco le consultaron, ni siquiera le comunicaron que se iban a talar los árboles. Por lo visto, hay responsables políticos de este tema que tampoco lo sabían. Lo más indignante es que siendo Los Urrutias un pueblo que está pidiendo urgentemente una serie de mejoras en cuestiones de primera necesidad, no se les ocurra otra cosa que talar esos árboles sin dar la más mínima explicación. Qué desastre, oiga.

    Un poco. Veo a Miguel del Toro y le pregunto qué tal se siente ahora que ha dejado la presidencia de la CROEM. Me contesta que muy bien, que mucho más relajado y dedicado a su empresa y tal. Aunque, sobre la marcha, me dice que todavía lo sigue llamando gente para pedirle opiniones y consejos. En fin, que todavía sigue siendo un pelín presidente.

    Cara afición. Un hombre a otros en un bar: ‘¡La cantidad de dinero que me han costado a mi las mujeres!’. ‘¿Qué pasa, que te han salido despilfarradoras?’, pregunta otro. ‘No, que yo he sido mucho de puticlubs’, contesta el primero.

    Largo entierro. Como he dicho aquí, soy un absoluto admirador de Mandela al que califico como uno de las figuras políticas y humanas de siglo XX. Pero lo de los fastos de su entierro me ha parecido un poco pasado de rosca. Está bien lo del homenaje, está bien lo de la capilla ardiente, etc., pero eso de ir con el cadáver a cuestas para arriba y para abajo durante quince días me ha resultado algo incómodo de ver. ‘A los muertos, tierra’, que dijo aquel.

    Compra necesaria. Una mujer que lleva una bolsa muy grande a otra, en la calle: ‘Vengo de comprar una funda para el sofá del salón. Cada vez que vienen mis nietos me lo ponen perdido de manchas: de nocilla, de danones, de todo y por todo. Así que he comprado esta funda, que es lavable, hija mía’.

    Lujo asiático. Mi tele nueva tiene Internet. Eso es fantástico porque puedes conectarte a cualquier sitio y verlo en la pantalla. El otro día, en You Tube, puse un montón de versiones del aria ‘A mes amis’, de ‘La hija del regimiento’, de Donizetti. Se la oí a Pavarotti, a Juan Diego Flórez, a Alfredo Kraus y a otro par de tíos que cantan o han cantado esa copla maravillosa. Sí, hubo quien dijo en mi casa: ‘Ya está bien, ¿no?’

    Goleada. Hay que ver el Barsa, oiga. 6 – 1 que le metió al Celtic. Y sin Messi.

    Conflicto. En mi familia, casi todo el mundo es del Barsa. Uno de mis hijos, que también es del Barsa, tiene un hijo que es del Madrid. Esas cosas hay que pasarlas para saber qué se siente.

    Lógica aplastante. Un hombre a otros dos en la calle, el miércoles. ‘¿Sabéis que hoy es el día 11 del 12 del 13?’ ‘Sí, y esta mañana me he comprado un décimo de lotería porque dicen que hoy es un día de suerte’, responde uno. ‘Vamos a ver: si es un día de suerte, será para todo el mundo, y a todos no les puede tocar la lotería. Digo yo’, añade el tercero.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook