Blog 
El Blog de Enrique Nieto
RSS - Blog de Enrique Nieto

El autor

Blog El Blog de Enrique Nieto - Enrique Nieto

Enrique Nieto


Archivo

  • 27
    Septiembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Apuntes del Natural: Ni pidas prestado, ni prestes

    Ni pidas prestado, ni prestes. Un chico joven a otro por la calle: ‘y entonces le dije que le iba a devolver los cincuenta euros cuando las ranas críen pelo’. Se quedó de piedra, el jodío. ¡Ja, ja, ja, ja!.
       
    Apuro. Estoy con gente. Veo al presidente Ramón Luís Valcárcel, se acerca, me saluda y me dice: ‘¿Qué? ¿Puedes ya beber cerveza?’ (no sé si lo leerían ustedes, pero escribí un artículo en el que decía que el médico me había prohibido beber alcohol). Un poco avergonzado le respondo: ‘¿pero es que leyó usted eso?’ (bueno, lo tuteo, pero aquí no queda bien), y él, sonriendo, va y me dice: ‘Yo leo todo lo que tú escribes’. Cuando se va, el personal que está conmigo comienza a preguntarme que es eso de la cerveza y del presidente, lo que deja claro que él sí me lee, pero ellos no.

    El bikini rosa. (No se lo pierdan, que es genial) Una chica, de no más de quince años, a otras dos que van con ella por la calle: ‘No me ha conocido porque, como en la playa siempre me veía con el bikini rosa, ahora, así como vestida, pues no sabe quién soy’. Entonces, una de las otras dice: ‘Lo que pasa es que, con tu bikini rosa, los tíos no te miraban la cara, te miraban las tetas’.


    Buen rollo. En Mula, tengo la oportunidad de tomarme una cerveza (sin alcohol) con tres personas a las que conozco poco. Extrañamente, en vez de hablar de la crisis, del fútbol o de criticar a alguien, nos ponemos a charlar sobre valores, sobre éticas de vida, sobre modelos de comportamiento humano a la hora de trasmitirlos a los hijos. Uno va y cita a Oscar Wilde, yo, sin decirlo, cito a Shakespeare. La conversación es animada y nos lo pasamos muy bien. Cuando nos despedimos manifestamos nuestra alegría ante el buen rato que se ha producido, así, casi sin conocernos.

    Cortina. Por si faltaba algo para liar un poco más la situación de este país, ahora, precisamente ahora, salen con soberanismos e independencias. Ya sé que esto que digo se parece a lo que ha escrito el Rey en su web, pero es que me da la impresión que Artur Mas ha pensado que con todo esto la gente se distrae del problema gordo que es el tremendo recorte en servicios sociales que ha llevado a cabo su gobierno en Cataluña.

    Conmovedor. Estoy en el puesto del pescado esperando mi turno. Un hombre joven, bien vestido, que lleva a dos niños de la mano, pide su compra: cuatro espetones pequeños que están a 2.30 euros el kilo (es lo más barato que hay en la mesa) Se los pesan: ‘1.40 euros’ dice el pescador. Se los limpia y le pregunta: ‘¿Quiere usted las cabezas?’. ‘Sí’, dice el cliente. Con su bolsa de pescado se va el hombre y yo pienso que hay que ver cómo están las cosas, pero que la gente se arregla, y se lleva las cabezas del pescado, con un par.

    En todas partes. Un amigo me dice: ‘Joder, ya hasta los sindicatos despiden a sus trabajadores’.

    Nada de picar. Un hombre mayor entra en un bar y pide una caña. El camarero le pregunta: ‘¿Algo para picar?’, y el hombre, con socarronería, le responde: ‘De picar nada. Bastante piqué con el pico y la pala cuando era joven’.

    Acto frustrado. Voy a la inauguración del curso en la universidad. El ambiente está muy caldeado. Hay un grupo no muy numeroso de estudiantes protestando pero crean mucho jaleo. Cuando veo que a un médico amigo, decano de su colegio profesional e invitado al acto, le gritan ‘sinvergüenza’, supongo que porque lleva corbata, decido irme. Siento no estar allí porque formo parte de la UPCT, pero la violencia indiscriminada me pone muy nervioso.

    Secreto culinario. Una mujer a otra en un puesto de la plaza: ‘Y entonces le eché una picada de ajo y perejil con unos cominicos, y me salió bunenísimo’.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook