Blog 
El Blog de Enrique Nieto
RSS - Blog de Enrique Nieto

El autor

Blog El Blog de Enrique Nieto - Enrique Nieto

Enrique Nieto


Archivo

  • 14
    Enero
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Apuntes del Natural. Navidades diferentes

    Ya no es lo mismo. Otros años, por estas fechas, siempre comenzaba esta página con la pregunta: ‘¿Qué tal llevan la Navidad?’ Hoy me da un poco de apuro hacerla, y la razón es que, en otros tiempos, la respuesta esperada, en un altísimo porcentaje, era ‘bien’ o ‘muy bien’, o ‘harto de comer’, o ‘pasado de beber’ y cosas así. Hoy en día, hay tantas diferencias entre unos y otros, entre los que pueden y los que no pueden permitirse gastos especiales por las fiestas, que quizás ya no sea la pregunta indicada, porque la respuesta de muchos podría ser: ‘Pues ya ves: jodido y al sol’.

    Fiesta grande. Por suerte, en mi casa sí pudo celebrarse porque todos estábamos bien de salud, dentro de un orden. Nuestra gran fiesta de Navidad se produce el 23, que es el santo de las Victorias y de los Víctors, y viene Papá Noel y trae los regalos y todo eso. Estábamos los veinte que formamos el núcleo familiar y hubo que hacer mucha cocina, pero todo salió estupendo. Lo mejor: los diez niños, Lola, Guillermo, Quique, Mercedes, Isabel, Victoria, María, Víctor, Pablo y Manuel abriendo paquetes y gritando lo que les habían traído, padres poniendo pilas a los juguetes, madres procurando arreglar una cosa que venía rota. Una maravilla.

    Sencillo pero buenísimo. Menú de la cena de Nochebuena: aperitivos y gallina en pepitoria.

    Decepción final. En un bar, dos hombres hablan de la cena de Nochebuena, de los comensales que tenían en sus casas, de que comieron y bebieron, etc., y, para terminar, uno de ellos añade, cambiando el tono festivo por otro más grave: ‘Y entonces, tan a gusto, nos vamos a la cama, y mi mujer me dice que está muy cansada de tanto lío, y que no tiene ganas’.

    Susto. Un amigo me cuenta: ‘Anoche soñé que me venía un recibo de la luz de 3.000 euros. Qué horror. Menos mal que me desperté cuando iba, desesperadico vivo, a pagarlos’.

    Yo sigo. Veo a Artur Mas como crecido. Cosa que dice es como si el mundo entero tuviera que plegarse a sus deseos, y, francamente, no creo que sus últimos resultados electorales sean como para sentirse así. La cosa huele a huída hacia delante.

    Error médico tremendo. Leo en este periódico que las negligencias médicas se han incrementado en toda la Región. Pues añadan esta: El hijo de un amigo jugaba al fútbol este verano en la playa de La Manga. En un momento del partido, cae y se clava en la rodilla un cristal que estaba enterrado en la arena. Inmediatamente lo llevan a un hospital público donde le limpian la importante herida y le dan los puntos correspondientes. Dos meses después, nota molestias y dolores, va a un centro privado, le miran la herida, se la vuelven a abrir y le sacan varios cristales, entre ellos, uno de dos centímetros de largo por uno de ancho. ¿Cómo mirarían aquello para dejarse un trozo de ese tamaño?

    Le faltó. Todo el mundo habla de que el Rey, en su mensaje, debió decir algo sobre las presuntas fechorías de su yerno. A mi juicio, estuvo bien y todo lo que dijo era importante, pero también comparto que debió hacer alguna alusión a un tema tan sangrante para él y para el resto de los españoles.

    Una forma de llamarlo. Un hombre joven, leyendo el periódico en una terraza, a su pareja. ‘El Rafa Nadal no ha podido jugar un torneo porque tiene cagalera’.

    Amenaza. Aparco el coche en un ‘carga y descarga’ para recoger unas bolsas de compra. Un policía local se me acerca y me dice: ‘Caballero, llévese el coche inmediatamente de aquí o llamo a la grúa, ¡ahora mismo!’.

    Voz. Hay un sopranista (un contratenor con voz de soprano) que se llama Philippe Jarousky que canta como los ángeles. Es absolutamente espectacular. En You Tube hay muchas cosas de él. Si les gusta la voz como instrumento musical, vean y escuchen algo porque les va a encantar.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook