Blog 
El Blog de Enrique Nieto
RSS - Blog de Enrique Nieto

El autor

Blog El Blog de Enrique Nieto - Enrique Nieto

Enrique Nieto


Archivo

  • 16
    Junio
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Apuntes del Natural: Me parece que no

    Me parece que no. Una mujer, de aspecto poco fino, le pregunta a otra, en la calle, el lunes: ‘¿Tú has votao’, María?’ ¿Quién? ¿Yo? ¡Un pijo voy a votar!, le responde la segunda.

    Unificación de vocabulario. Un amigo, en la calle, me dice: ‘Me llama mucho la atención que todos los mandos del PP y sus medios de comunicación afines se hayan lanzado al cuello de Podemos utilizando las mismas expresiones: extremistas, bolivarianos, radicales, frikis, etc. Parece como si les hubieran mandado una circular con lo que tenían que decir. Por cierto, en las redes sociales, les están respondiendo’. Cuando llego al estudio, me meto en Internet y compruebo que, efectivamente, les están contestando a todos, y me temo que no se están tragando lo de bolivarianos y tal, sino que el ambiente está más bien a favor del nuevo partido y que la gente, en las redes, estaba feliz con el palo que se habían llevado los dos mayoritarios.

    Chiste. Un empleado le dice a otro: ‘¿Sabes? Hay un homosexual en la empresa’.
    ‘¿Sí? ¿Quién es?’
    ‘Si me das un beso te lo digo’.

    Trabajo que hacer. Me llaman para que participe en una mesa redonda sobre Arte. Me lo tendré que preparar, a ver qué digo que no suene muy a disparate. Me encargan el pregón de Los Urrutias. Esto me hace ilusión porque, aunque soy cartagenero, llevo cuarenta y seis años pasando allí varios meses al año y me gusta este pueblo, y, sobre todo, su gente. Además, he hecho, entre otros, el pregón de Los Alcázares y el de Semana Santa de La Unión, que son localidades vecinas, así que me pondré a prepararlo a ver si me sale una cosa que esté bien y el personal no se duerme el día del pregón. Un antiguo alumno me escribe y me dice que ha terminado su primer libro y que quiere que lo lea y se lo comente antes de publicarlo. Tendré que ponerme a trabajar.

    Poco dispuesto. Este año había decidido no hacer ninguna exposición, porque el pasado hice dos, la antológica del MUBAM y una en la galería Chys, y quería tomarme un  año sabático en  la pintura. Pero lo relacionado con la escritura me está haciendo currar un rato largo. Y no crean que estoy yo muy por la labor.

    Apretando las tuercas. ¿Han visto ustedes a los del FMI en su última visita a nuestro país? Han dicho que la economía no va mal, pero que hay que subir los impuestos indirectos, el IVA, vamos, y bajar los sueldos. Esta gentuza, y otros, hasta que no vean en España a las clases medias y bajas pidiendo limosna por las calles no van a parar.

    Adjetivo impropio. Una mujer joven a otra en una terraza. ‘Se me han ido más de 3.000 euros en la jodía comunión’.

    Dictándome. Una señora mayor, a la que no conozco, se me acerca en la calle. Me dice, muy amablemente, que es lectora de este periódico y que suele leer lo que escribo. Hablamos un rato y nos despedimos. Cuando he andado unos metros, oigo que me llama y me dice: ‘Escriba usted que nos suban algo las pensiones, ¡que no nos llegan para nada’!

     Me gusta. Estoy completamente enganchado a la serie Breaking bad. Voy por la tercera temporada pero ya estoy descargando la cuarta y la quinta. Lo que más me gusta es el guión. Cada capítulo tiene un giro que te desconcierta, que te intriga en sus posibles resultados porque nunca son lineales, es decir, que nunca ocurren las cosas normales que suceden en otros productos de este tipo. He llegado tarde a esto de las series y he visto muy pocas, pero Breaking bad es realmente buena. Y otra cosa, a menudo su fotografía y algunos personajes me recuerdan el cine de los Coen.

    Duros. Un hombre joven a otro, tomando café en una barra, le dice marcando mucho las sílabas: ‘Acho, la tía tenía los glúteos como piedras’.

    Responsabilidad. Una señora, en una verdulería de esas que gestionan hindúes o pakistaníes, le dice al dependiente: ‘El melón que me llevé ayer me salió malo y no nos lo pudimos comer’. El hombre le contesta muy serenamente: ‘Yo no estar dentro de melón y yo no saber, pero tú poderte llevar otro melón hoy, que yo no cobrar’.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook