Blog 
El Blog de Enrique Nieto
RSS - Blog de Enrique Nieto

El autor

Blog El Blog de Enrique Nieto - Enrique Nieto

Enrique Nieto


Archivo

  • 05
    Mayo
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Apuntes del Natural: Lanzada

    Lanzada. Tres chicas están en la puerta de una tienda. Pasa un hombre joven que se para a saludarlas. Es de esos que tienen músculos bien trabajados en un gimnasio. Una de ellas, además de besarlo, como todas, mientras hablan, lo coge del brazo, le da golpecitos en la espalda, en el pecho, se acerca a él, se roza, se separa entre risas. El muchacho se despide y se va, y una de ellas le dice a la de los restregones: ‘Hija, por dios, por poco te violas al Josemari aquí mismo, tía’.

    Suerte. Voy por la calle y me encuentro con las dos personas que van a tener en sus manos el futuro económico de la Región de Murcia el próximo año: el comisionado Vicente Martínez Pujalte y el consejero Francisco Martínez Asensio. Nos paramos a hablar, y, en vez de hacerlo de política, nos pasamos un rato charlando de pintura porque Martínez Pujalte es un gran aficionado, sobre todo al siglo XIX español, pero también a los pintores murcianos actuales, a los que conoce, incluso a los jóvenes que están destacando ahora mismo. Qué suerte, oiga: unos políticos que no hablan de presupuestos, de recortes, del aereopuerto.

    Estamos en Murcia. En la barra de un bar, una chica pide la cuenta. El camarero le grita a otro, ‘Paco, ¿qué ha tomado la zagala de la 4?’

    Libro guapo. José Cantabella ha escrito un nuevo libro. Poemas de Amor, se llama, y es apasionado, enamorado, bello. Miren unos versos: ‘/Cuando tengas frío,/ llevaré, solícito,/ miles de libros de poemas/al pie de tu cama./Nada da tanto calor/ como las palabras, vida mía;/ni siquiera/ un cuerpo como el mío./ ¿A que son guapos? ¿A que suenan bien? Ya lo dijo alguien el otro día: en Murcia se escriben buenos libros. Y este es uno de los que más he disfrutado últimamente.

    Reunión. El jueves, tuve a los veinte de mi familia a comer. Hice asado. Bueno, ‘asados’. ¿Ustedes han pelado y cortado patatas para veinte alguna vez?

    Costumbre. Yo, a los asados de carne, siempre les pongo vino blanco. Luego, con el calor, se evapora el alcohol y me gusta el perfume que deja en la carne y en las patatas.

    Proyecto soñado. El otro día, le hacían una entrevista en una tele extranjera al director del Teatro de la Ópera de Lyon, (uno de los más reconocidos de Europa) que es francés, claro, y le preguntaban cuál sería su proyecto soñado; qué espectáculo le gustaría tener en su teatro por encima de todos los demás. Tras pensar un poco, respondió que una representación de la ópera Carmen dirigida por Pedro Almodóvar. ‘Él entiende a las mujeres como nadie y sabría comprender muy bien el personaje de Carmen’. Me llamó la atención que ese hombre llevara en la cabeza a Almodóvar y lo citara en esa entrevista. A lo mejor, al director del Teatro Real de Madrid, o al del Liceo de Barcelona no se les habría ocurrido.

    No tiene precio. A las cinco de la tarde, hay un grupo de chicos jóvenes en la ventana de un bar. Están tomando copas. Pasa un grupo de personas vestidas para salir en la procesión, y uno de ellos, con un gin-tonic en la mano, que, me perece, no es el primero que se toma, dice: ‘Ni si mi padre me pusiera un cheque en blanco delante y me dijera pon la cifra que quieras, me vestía yo de eso y me pegaba la paliza de salir en la procesión’.

    Momento total. Vi la procesión del Silencio de Murcia en la plaza de los Apóstoles. Las luces de las velas iluminando la catedral, y los Auroros cantando su relato de la Pasión. Los escuché muy de cerca y me estremecí varias veces. Qué fuerza y qué belleza tienen esos cánticos, tan de la gente sencilla, con esa sintaxis antigua y extraña y esas voces fuertes, rotundas, sonando en la oscuridad mientras pasa un trono con un Cristo crucificado. Impresionante.

    Precios. Cena para cuatro, de tapas, en una terraza. Con alguna chorrada que puede ser más cara, pero también con michirones, marineras, salchicha seca y cosas así. Factura: 100 pavos. La cama, aparte.

    Diferencias. En los alrededores de mi estudio, un zumo de naranja y media tostada de aceite te pueden costar desde 1.75 hasta 3 euros. Comprendo que un local puede costar mucho más caro que otro dependiendo de dónde esté situado, pero ¿no es mucha diferencia?
     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook