Blog 
El Blog de Enrique Nieto
RSS - Blog de Enrique Nieto

El autor

Blog El Blog de Enrique Nieto - Enrique Nieto

Enrique Nieto


Archivo

  • 21
    Febrero
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Apuntes del Natural: Juguetes tardíos

    Juguetes tardíos. Hablo con un hombre de setenta y cuatro años. La conversación llega a cómo vive su jubilación porque se le ve muy animado y alegre. Entonces me cuenta que tiene un poco de tierra, que planta verduras y hortalizas cada año para su consumo, el de sus hijos y nietos y para regalar a los amigos. Hablamos más sobre él, y me dice que le gustan mucho los juguetes teledirigidos, que tiene un helicóptero y que, a menudo, en compañía de su mujer, se va al monte y allí lo hace volar, lo que le produce una gran diversión: ‘De pequeño, nunca tuve juguetes. Mi padre me llevó al campo a trabajar cuando tenía siete u ocho años, y ya nunca paré. Hace poco, mis hijos me regalaron uno de estos juguetes y ya tengo tres o cuatro. He descubierto que es lo que más me divierte en el mundo’, me dice con una sonrisa de absoluta felicidad.

    Buen material literario. Con el apunte anterior se podría escribir un relato corto, ¿verdad? No hay nada más enternecedor que la pura realidad.

    Dos castigados. Bueno, ya podemos estar un poco más tranquilos. La corrupción en España (una de las mayores de Europa según la UE) ya tiene dos condenados, dos jueces, uno que destapó la trama Gürtel y otro que mandó a Blesa a la cárcel. Uno suspendido y otro apartado de la carrera judicial. La Justicia funciona en este país.

    Buena colección. Si tienen un rato, vayan a ver la exposición que hay estos días en El Almudí, en Murcia ciudad. Es una colección de pintura y escultura que está muy bien. Hay muchas obras magníficas y muy significativas de la época que se representa, con autores fundamentales para comprender lo que se hacía en esos años en Murcia, en Madrid y en París. Se pasa un rato estupendo, si te gusta el Arte, claro.

    Crítica de pintura. Una mujer a otra en la exposición: ‘Mira qué cuadro más bonico. Este me lo ponía yo en mi salón’.

    Reacción. En un bar, un grupo de hombres está charlando. Uno de ellos comienza a contar que lo han operado de próstata, por vía intrauretral, y da detalles de lo que le han tenido que meter ‘por ahí’: que si las sondas, que si una cámara de televisión, que si un láser, etc. Los otros van poniendo unas caras de susto tremendas. Uno de ellos exclama: ‘Calla ya, por favor, que se me está encogiendo la mía nada más de escucharte’.

    Cuidando el peso desde pequeña. Una mujer va con una niña a la que acaba de recoger del colegio. La cría se está comiendo un sándwich para merendar. Pasan por delante de una confitería, y le pregunta a la madre: ‘¿Me compras una empanadilla?’. ‘No, hija, que eso engorda mucho y ya te sobran algunos kilos. Tú cómete el sándwich y aguanta hasta la cena’, le responde la madre.

    Actor muerto. Qué pena lo de Philip Seymour Hoffman. Era un actor estupendo. Desde que lo descubrí en Boogie Nights pensé que era especial, y luego he visto, creo, todas sus películas. Tenía ese algo que te hace recordar a los actores y a las actrices: a pesar de su físico, tan definido, parecía un ser distinto en cada película, como si se transformara con cada personaje. Y, además, morir así, de una sobredosis de heroína.

    Horror. Parece ser que se vuelve a consumir heroína, que había casi desaparecido del mercado de las drogas. En España también. Aunque se inyecta menos. Se fuma o se aspira. Qué locura, oiga.

    Pesados. Esta noche entregan los Goyas. La Academia de Cine les ha mandado a todos los posibles premiados una nota en la que se les dice que, si ganan, no pueden dedicar a los agradecimientos más de un minuto. Ya verán como muchos se pasarán y le dedicarán el premio a su abuela que tanto se preocupaba por él/ ella cuando era pequeño, y al pueblo donde nació, y a su tía la de Lorca. Ah, y casi todos dirán eso de ‘ay, no he preparado nada porque pensaba que no iba a ganar’.

    No va. El ministro de la cosa del Cine, Sr. Wert, no asistirá a la ceremonia. La verdad es que, cuando uno es el miembro del gobierno menos valorado (no llega al 2 de nota) y sabe que dondequiera que vaya va a ser silbado e insultado, supongo que le dará una cierta pereza asistir. Claro que eso, dimitiendo, se evita.
     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook