Blog 
El Blog de Enrique Nieto
RSS - Blog de Enrique Nieto

El autor

Blog El Blog de Enrique Nieto - Enrique Nieto

Enrique Nieto


Archivo

  • 08
    Abril
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD Murcia

    Apuntes del Natural: Esperando la traducción

    Esperando la traducción. A Chabeli Iglesias, la hija de Isabel Preysler, le preguntó un periodista si alguna vez ha leído un libro de Mario Vargas Llosa, actual novio de su madre. Su respuesta fue: ‘No. Es que, desde que vivo en Estados Unidos, solo leo libros en inglés’.

    Jefatura del Estado. El presupuesto de la Casa Real española es de algo más de 7.000.000 de euros que paga el Estado. Para que se hagan ustedes una idea, la de Inglaterra recibe 38 millones, la de Holanda 37 y la de Noruega 24.

    A la vez. El otro día me ocurrió algo divertido. Envié por wassap la invitación a la inauguración de mi exposición de Madrid a 54 personas de mi lista de contactos (a otras quiero llevárselas a mano). Me quedé tan contento por haber sido capaz de hacer un grupo de distribución y enviarlas todas a la vez porque yo soy una nulidad con el móvil. Pero entonces ocurrió algo. Muchos de los destinatarios decidieron responderme, incluso mantener una conversación, y, como es natural, lo hicieron todos a la vez. Durante dos horas y media estuve tecleando, respondiendo a los amigos que habían sido tan amables de escribirme al recibir la invitación. Al final, me bailaban las letras, se me acabó la batería, y, con el móvil enchufado, traté de contestar a todo el mundo.

    Invitación oficial. Y ahora me quedan ustedes. Ya lo saben: del 12 de abril al 12 de mayo, en Madrid. Sala de la Fundación Cajamurcia, Cedaceros, 11. Está justo al lado del Congreso de los Diputados. Es una excusa estupenda para irse a Madrid un par de días y pasarlo bien. Están todos invitados.

    De nuevo. Uno de los destinatarios de la invitación me responde: ‘¿Más paisajicos?’ ‘Sí’, le escribo, ‘más paisajicos. Me gusta pintar el Mar Menor, los alrededores de Caravaca, el campo de Cartagena…. ¿pasa algo’?

    Es lo de ahora. Un joven padre que leyó lo que escribí aquí el domingo pasado sobre un niño de un año y medio, que yo había visto en la calle, sentado en su carrito, mirando dibujos animados en un móvil mientras sus padres se tomaban una cerveza en una terraza, me dice: ‘No sé por qué esa escena te llamó tanto la atención: lo hacemos todos; los críos se entretienen y no es nada malo’. ‘Sí’, le contesto, ‘pero es que los de mi edad le dábamos un sonajero, o un muñeco para que jugaran’. ‘¿Y qué diferencia hay?, me pregunta él, y no sé qué responderle.

    En sus carnes. Me lo cuenta un conocido: ‘Tengo un amigo muy murciano, de esos que reivindican que el día del  Bando, las mujeres deberían llevar puesto su traje típico y no el de los hombres. Así que, este año, su mujer le preparó un atuendo completo de huertana, con su refajo, pañoleta, etc. Él amigo se lo puso, y, en la cabeza, se calzó una peluca, la peineta y los claveles, y se fue a la calle con su grupo de matrimonios. Tuvo mucho éxito, y la gente le pidió hacerse selfies con él, y todo el mundo aplaudió su idea. En cualquier caso, me contó que cuando llegó a su casa por la noche estaba destrozado del roce del refajo, que pasó un calor terrible con todo eso encima, y que ya no lo haría más.’

    Posición chocante. Aunque lo más divertido de esta historia es lo que les cuento ahora. Cuando el hombre con su traje de mujer estaba cerca de El Malecón sintió muchas ganas de orinar. Vio que muchos hombres se iban a un sitio cercano a la autovía que está en estado salvaje, y se fue para allá, se colocó cerca de los otros hombres, se levantó la falda por delante, y, de pie, hizo lo suyo. Tiene una foto que le tomó un amigo en la que se ven 5 hombres de espaldas orinando y ‘ella’ entre ellos en la misma postura que es la monda. ‘¡Y la cara que pusieron los otros!’, me dice entre risas.

    Cansada. Una mujer a un hombre, en la calle, en Murcia ciudad: ‘Primero, las procesiones; después el Bando, y ahora el Entierro. Y tu hermano quiere ir siempre a todo. ¡Y yo no tengo ya más gana de fiesta, Antonio!

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook