Blog 
El Blog de Enrique Nieto
RSS - Blog de Enrique Nieto

El autor

Blog El Blog de Enrique Nieto - Enrique Nieto

Enrique Nieto


Archivo

  • 25
    Noviembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Apuntes del Natural: El tiempo pasa

    El tiempo pasa. ¿Se han dado ustedes cuenta de que hoy es 24, y de que, dentro de justo un mes, será Nochebuena? Pero si hace nada nos estábamos bañando en la playa.

     

    Los más. Para un periódico nacional me piden que haga una lista de los veinte españoles que más influirán en la Región de Murcia en 2014. Soy uno de los que hace esa lista desde hace años. Por supuesto que no voy a decir aquí qué nombres he puesto, pero si les diré que he quitado cinco de los que di el año pasado, y los he sustituido por nombres nuevos. Siguen quince, que eran, son y probablemente serán durante mucho tiempo los que parten el bacalao en esta Región. Pero, al menos, hay cinco que, a mi juicio, van de capa caída, y, sobre todo, cinco nuevos a los que se les ve posibilidades de destacar en el futuro próximo.

     

    Indignado. Un hombre habla por teléfono en la calle: ‘Mira, tú te vas al ayuntamiento, y les dices que, si no te dan el papel ya, te vas a cagar en la leche que les dieron’. (No me entero de cuál es el ayuntamiento del que hablan). (Bueno, si me entero, pero no quiero ponerlo aquí porque siempre me estoy metiendo con el mismo ayuntamiento).

     

    De estreno. He comprado una tele nueva, de esas que llevan HD y todas las historias. Es increíble cómo se ve. Estoy que flipo con la calidad de las imágenes, con la profundidad de la pantalla, con el magnífico sonido. Y, en cuanto aprenda cómo se maneja el mando, todavía va a ser mejor. No me va a doler nada pagar los plazos todos los meses.

     

    Asombroso. Me acuerdo de cuando vi la primera tele, hace miles y miles de años. Fui con mi padre a Madrid a visitar a mis tíos, y ellos tenían un aparato de esos en su casa, en el comedor, colocado sobre una leja de madera, muy cerca del techo. Me quedé fascinado. Y, cada sábado por la noche, los vecinos de la casa de mis familiares venían, cada uno con su silla, a ver la televisión. Además de su asiento, solían traer algo, como una botella de anís, unos dulces, un cartucho de castañas asadas, etc. para compartir con los demás televidentes. Se creaba un ambiente genial, con continuas exclamaciones de gozo por aquel milagro de tener un cine en la casa.

     

    Años. Estoy hablando con unos políticos de muy alto escalafón de cosas de la edad y cómo pasan los años. Hay un momento en el que digo: ‘Si es que nacimos en el siglo pasado’, y uno de ellos puntualiza: ‘Nacimos en el milenio pasado, Enrique’.

     

    Sí que las lleva. El jueves por la mañana, dos mujeres hablan en la calle: ‘¿Sabes? Hoy operan al rey. Lo he oído en la radio. Nueve operaciones lleva ya el hombre en el cuerpo’.

     

    Horror. Lo de poner las cuchillas en la valla de la frontera de Melilla es una de las canalladas más gordas que se le puede ocurrir a persona humana. ¿Se imaginan? Esos hombres desesperados, huyendo de guerras, del hambre, de sistemas políticos corruptos, que buscan una vida algo mejor que la que tienen, sintiendo cómo se le desgarra la carne, haciéndose heridas espantosas de las que incluso pueden morir porque a un gobierno se le ha ocurrido poner eso allí, en contra de todas las organizaciones humanitarias del mundo. Y el ministro de Interior todavía defiende esa medida. Qué espanto.

     

    Ahora sí. Un hombre, en el bar: ‘Ahora le van a tener que dar el balón de oro a Ronaldo por narices, por sus santas narices’. (No dijo ‘narices’, pero no quiero escandalizar).

     

    Desconocimiento. Yo dije aquí, la semana pasada que el presidente Valcárcel hace bicicleta estática todas las mañanas. Un amigo me corrige y me dice que no es una bici lo que usa el presidente, sino una ‘elíptica’. El problema es que yo no sé qué es una elíptica, aunque voy a mirarlo en Internet.

     

    Problemas. Cuando me casé pesaba 68 kilos. Luego, he pasado más de 30 años con un peso de alrededor de los 75. Bueno, pues ahora peso 80. Se ha terminado lo de los guisos de cuchara con cordero, con cerdo y todo eso. Estoy a régimen. Lo único que me faltaba: con más años que Matusalén y con sobrepeso. Qué desastre.

     

    Responsabilidades. Una mujer mayor hablando por el móvil, en la calle. ‘Tú quédate ahí con la Teresica, que ya voy yo para allá. No, no vengas tú, coño… Pues, si llegas tarde, te jodes, que también eres su abuelo’.

     

    Frase guapa. Una vez, en un discurso, oí a alguien decir esto: ‘El servicio que procede del puro querer el bien del otro, sin buscar aplauso ni recompensa alguna, es el más excelente’. Qué bien si nuestros políticos adoptaran este lema. 

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook