Blog 
El Blog de Enrique Nieto
RSS - Blog de Enrique Nieto

El autor

Blog El Blog de Enrique Nieto - Enrique Nieto

Enrique Nieto


Archivo

  • 04
    Octubre
    2010

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    A/A de Remedios Vera, agente de la Policía Local del cruce de las Cuatro Piedras El Malecón. Murcia

    Estimada Señora:

    Cada mañana, desde hace ya tiempo, la veo a usted en su punto de destino, frente a la puerta del colegio AYS, intentando poner orden en la llegada de coches con los papás y las mamás que traen a sus nenes al centro. Lo primero que querría decir es que no sé quién demonios autorizaría poner un colegio ahí con esos accesos. Para el que no conozca el sitio le diré que está junto a cruce de cuatro direcciones, pegado a un carril que tiene una sola acera tan estrecha que no cabe un cochecito de niño (al otro lado hay un escalón de más de un metro que va a un bancal) y junto al paseo de El Malecón con sus deportistas, sus bicis y sus patinadores. Hay semáforos, pero, para ese tipo de tráfico no sirven en absoluto, y, ayer, lunes, no funcionaba ninguno. Las colas
    de coches, autobuses y camiones que se forman a las horas de entrada y salida de los colegiales son terribles y el tráfico allí es una de las cosas más complicadas que he visto en mi vida.


    Pues bien, en todo ese caos producido por una falta total de planificación urbanística del lugar, cada mañana usted reina con un brillo propio que realmente me impresiona. En medio de esa maraña de peatones, carritos de niños, carrazos de papás, autobuses, camiones y demás vehículos, su uniforme y su pito ponen orden en algo que parece ingobernable. Usted para una fila, le da paso a otra, hace sitio para que los autobuses puedan maniobrar (han de dar marcha atrás y adelante varias veces para poder salir y entrar), le pega una pitada a un camionero que lo acogota (un día la vi obligar a dar marcha atrás a uno que se le había puesto flamenco), o abronca a una mamá que ha soltado al niño por la vía rápida y ha salido pitando para su oficina, o para tomarse un café con las amigas, que quién sabe. Usted hace su trabajo con una efectividad y autoridad que es capaz de llamar la atención de cualquiera que la observe, y es que posee carácter y condiciones personales para su oficio y se ve que lo desempeña con ganas, cosa esta no muy frecuente en ningún oficio español, si me permite decirlo Tengo un amigo que cada día lleva a sus nietos allí y que la llama ‘El Ángel de nuestra Guardia’ que opina, y yo comparto, que usted tiene un par, cuestión esta absolutamente necesaria para hacer lo que hace, así que hoy quiero reconocérselo aquí, públicamente.


    Atentamente le saluda,

    PD. Perdone que sólo la llame por su nombre, pero no he podido saber sus apellidos.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook