Blog 
El blog de Ana María
RSS - Blog de Ana María Sánchez Gutierrez

El autor

Blog El blog de Ana María - Ana María Sánchez Gutierrez

Ana María Sánchez Gutierrez

Soy licenciada en psicología y muy deportista. Mis grandes pasiones son la moda, el cine y los animales.

Sobre este blog de Moda y belleza

El blog de Ana María es un espacio para hablar de moda, belleza y de las pequeñas cosas que le dan sentido a nuestra existencia.


Archivo

  • 31
    Mayo
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    karma

    El tarot y el Karma

    Karma es una palabra de origen sánscrito que representa físicamente la acción y metafísicamente la ley de la retribución universal. Por lo tanto, la teoría del karma es perfectamente compatible con la tercera ley del movimiento de Newton que dice que: "Toda acción provoca una reacción de igual intensidad, misma dirección y en sentido contrario". Podemos simplificar diciendo que todas nuestras acciones regresan a nosotros, independientemente de haber mejorado en ese tiempo. Es importante recordar, sin embargo, que el karma no es un castigo y mucho menos una recompensa. Es la consecuencia natural de nuestras acciones.

    El tarot y el Karma

    Todas las acciones de carácter armonizador forman lo que podríamos llamar el karma positivo y todas las acciones de carácter destructivo forman el karma negativo. La religión budista nos enseña que ni uno ni otro son favorables a la evolución de la conciencia humana, pues mientras creamos karma, ya sea positivo o negativo, seguimos cautivos de la dualidad que genera todos los conflictos sin nunca liberarnos de la rueda del Samsara, o el eterno ciclo de nacer, vivir, morir.

    La liberación de este ciclo se da a través de la comprensión del sentido intrínseco del karma y la no identificación con su retorno y efectos, ya sean estos positivos o negativos.

    El karma siempre regresa, lo que no significa que cualquier persona se encontrará con sus resultados sólo en otra vida, ya que el flujo del karma funciona constantemente.

    Para enterlo de una forma sencilla, podríamos compararlo con una serie que vemos en televisión, ponen los anuncios pero cuando se reanuda la serie, esta se reanuda a partir de donde paró exactamente la trama.

    El karma puede ser tanto individual como colectivo, como en el caso de una familia, de un equipo deportivo o de un país.

    La ley del karma sería una versión sutil de otra teoría de las ciencias naturales, la del evolucionismo de Charles Darwin, y así como una especie mejora sus genes para que la próxima generación se adapte y sobreviva, el alma también aprende y evoluciona. El campo espiritual para que la conciencia que nunca muere se beneficie y también evolucione.

    No pretendo aquí hacer más que una síntesis de los significados espirituales del karma, ese tema no cabría en una explicación tan breve como esta.

    El tarot, el karma y la luna

    ¿Cómo el karma se presentaría en el tarot? ¿Una lectura del tarot puede revelar una situación de cuota kármica? Y, sobre todo, cuál es la validez de ese reconocimiento en la vida común? Bueno, lo mejor será que vayamos por partes.

    El arcano XVIII, La Luna, ha sido señalado como el arcano del karma. Su imagen muestra en términos simbólicos sus significados. Tomando como base el tarot de Marsella vemos un tanque con agua (Símbolo de la psique) de donde sale una langosta, que es un crustáceo. Como todos sabemos, los crustáceos son unos de los seres más antiguos que viven en el planeta. La langosta está a punto de venir a la superficie, como vivencias muy antiguas que retornan en un momento dado.

    El tarot y el Karma

    En el arcano XVIII aparecen dos lobos o perros que están aullando. Y el aullido, hoy se sabe, que es una llamada para unir la manada. Algo muy antiguo atrae nuestra atención y no puede ser ignorado. Ignorar su llamada sólo traería más sufrimiento. El aullido también es un emblema del miedo que los depredadores nocturnos, como el lobo, generaron en el inconsciente colectivo de la humanidad durante mucho tiempo. El miedo, y las fobias en general, es también uno de los significados del arcano de la Luna. El miedo siempre aparece de una u otra forma cuando tenemos que enfrentarnos con aspectos no resueltos de nuestra vida. Al fondo vemos dos torres muy antiguas aludiendo a la memoria de los tiempos insertada en el alma.

    Al alto una luna creciente, la figura muestra cómo la luna aparece en esa fase en el hemisferio norte, tiene gotas de energía siendo retiradas de la tierra, o sea, el foco de la conciencia va hacia dentro, hacia el mundo interior. La Luna se asocia al llamado "buceo en la noche oscura del alma", un momento en que las referencias del mundo racional se pierden. Un sentimiento muy común en este arcano es el de la angustia, palabra de origen latina que significa "camino estrecho". Es interesante notar que entre los dos animales en el centro de la imagen hay un camino estrecho por donde la langosta pasará.

    En cuanto a la validez de una revelación de esas, yo creo que es fundamental cualquier información que pueda ampliar el campo de visión de una persona sobre la situación que está enfrentando. Sin hablar de que dentro de un abordaje terapéutico del tarot es siempre válido saber la profundidad de lo que estamos tratando. Esto sólo se aplica, por supuesto, cuando el lector no está contaminado con las consideraciones negativas que ciertas doctrinas espirituales acabaron por reinterpretar el significado del karma, dándole una connotación fatalista y sombría muy parecida a la del Dios severo y punzante de la doctrina judeo -cristiano.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook