Blog 
Dignificando el trabajo en el hogar
RSS - Blog de Clara Cano Ferri

El autor

Blog Dignificando el trabajo en el hogar  - Clara Cano Ferri

Clara Cano Ferri

Educadora social, socióloga y madre que se hace preguntas sobre las desigualdades sociales y la educación de los hijos cada día.

Sobre este blog de Sociedad

Reflexiona sobre temas sociales que nos afectan en nuestra vida cotidiana, ante los que podemos actuar y definirnos, para construir en la medida de lo posible en nuestro entorno, relaciones de igualdad y de justicia social.


Archivo

  • 27
    Marzo
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Dignificando el trabajo en el hogar

     Algo tan antiguo como es la vida en el hogar, los cuidados familiares y la atención doméstica sigue estando de máxima actualidad. ¿Alguien duda de la importancia del trabajo doméstico y de los cuidados familiares?. Todos sabemos que el bienestar y la salud familiar dependen directamente de lo "atendido" o "desatendido" que estén nuestros hogares.

    Así, al conocer esta página pública en el diario La Opinión, quise reconocer públicamente el grandioso y valioso papel desarrollado durante años por las mujeres, en su mayoría, y también por algunos hombres en la actualidad. 

    Durante muchos años, la mujer ligada a un destino cultural y familiar mantuvo la cohesión, el equilibrio y la salud de la vida en el hogar.

    Ahora, ellas y ellos se dejan diariamente la piel en beneficio de su familia, y en definitiva de la sociedad. El trabajo en el hogar sigue estando escasamente valorado y reconocido, sigue siendo invisible tanto para la propia familia como para la vida política, la económica y la sociedad en su conjunto. Y sin embargo, ellas y ellos dedican su tiempo y esfuerzo en construir un presente y un futuro para la vida familiar: la importancia de la educación de los hijos e hijas,  la importancia de la alimentación, la higiene y limpieza, la gestión doméstica, la atención a familiares enfermos, y otros muchos cuidados y tareas.

    Por tanto, si nuestros hogares crecen a nivel educativo, productivo, sentimental, de salud y económico, es gracias al trabajo desempeñado diarimente, a veces en horarios ininterrumpidos, de uno o varios de sus miembros que sintieron la necesidad o  la responsabilidad de hacerlo.

    Crear hogares donde la corresponsabilidad entre mujeres y hombres sea real es empezar a dignificar y poner en valor un trabajo apartado legalmente del mundo del empleo. Mostrar hogares injustos y debilitados por el desgaste de un miembro que se hace cargo de todo, parece que no es avanzar ni crecer en el bienestar de las familias. El ejemplo que dan los progenitores, en cuanto al reparto de tareas en el hogar, es fundamental para la educación que están transmitiendo a sus hijos, en cuanto a la igualdad entre mujeres y hombres.

    Si la propia familia es capaz de tomar conciencia y reconocer la importancia y el valor del trabajo doméstico y de cuidados, es un paso de gigante en el bienestar y en la salud familiar.

    Las familias no debemos permanecer impasibles mientras que la política, la economía y la sociedad, hacen uso cada día del trabajo en el hogar.

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook