Blog 
Desde mi picoesquina, blog de Diego Jiménez
RSS - Blog de Diego Jiménez García

El autor

Blog Desde mi picoesquina, blog de Diego Jiménez - Diego Jiménez García

Diego Jiménez García

-Columnista de La Opinión de Murcia. Profesor de Historia jubilado. Interesado en temas sociales. Aficionado al senderismo y al contacto con la Naturaleza.

Sobre este blog de Sociedad

Blog de temática social y ciudadana.


Archivo

  • 08
    Mayo
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    UNA ALTERNATIVA PARA EL CAMBIO EN LA REGIÓN

    http://www.laopiniondemurcia.es/opinion/2013/05/07/alternativa-cambio-region/467528.html

     

    A la vista de la grave situación económica, social y política que atraviesa el país, muchos analistas vienen pronosticando, desde hace ya algunos meses, un inevitable estallido social. Otros se preguntan, sin embargo, cómo no ha ocurrido ya. La respuesta más convincente tiene que ver con lo que el fallecido humanista, escritor y economista José Luis Sampedro, con la lucidez que le caracterizó hasta el fin de sus días, calificó de estado de shock social por culpa del miedo. Como es sabido, el miedo conduce a quien lo padece a una parálisis que le inhabilita para adoptar respuestas a las agresiones provenientes del medio que le rodea. Si al miedo, además, le sumamos la interiorización y aceptación inconsciente de esas agresiones, llegamos a la resignación. No de otra manera hay que entender la anomia de una parte importante de la sociedad española en estos tiempos tan convulsos.
    Cuando todos los indicadores nos sitúan en el peor escenario económico, político y social habido desde los tiempos de la Transición, sólo aisladas respuestas, inconexas y con escasa continuidad en el tiempo, están dando la voz de alarma, con la intención de despertar de la anestesia a un cuerpo social aparentemente inerte (e inerme). No obstante, la situación es tan grave que hay que valorar en su justa medida las acciones ciudadanas de protesta, precursoras quizás de otras más contundentes, prolongadas en el tiempo y con vocación de ser la alternativa al actual estado de cosas.
    Por lo que respecta a nuestra Región, no hace falta ser un observador sagaz para detectar que han  saltado ya todas las alarmas. Si es particularmente preocupante el secuestro de la democracia por parte de una élite política y económica que ha desnaturalizado los más elementales principios democráticos, mucho más perceptible, por dramática, es la gravísima situación económica a que nos han conducido la desidia e inoperancia del partido gobernante, que se concreta en datos como: la destrucción del tejido productivo, que ha producido un paro del 31% -afectando a seis de cada diez jóvenes-; el incremento de la economía sumergida y, por ende, del fraude fiscal; un tercio de la población al borde de la pobreza; severos recortes en Sanidad y Educación; paralización de las prestaciones de la Dependencia; una tasa de desahucios de las más altas del país; la destrucción del territorio…
    La II Marcha contra el Paro, la Precariedad y los Recortes ha recorrido estos días la Región de Murcia.
     
    Ante esta dramática situación hacía falta una reacción social, con pasos efectivos para un proceso de convergencia ciudadana, con el pueblo como protagonista de su propio destino. Afortunadamente, esos pasos para la convergencia pueden empezar a darse en nuestra Región. La perseverante y contundente respuesta social expresada en frentes de lucha tales como la Plataforma Pro-Soterramiento del ferrocarril, la Plataforma de Afectados por las Hipotecas y, más recientemente, la II Marcha contra el Paro, la Precariedad y los Recortes -que ha venido recorriendo estos días la Región y que hoy martes tiene prevista su llegada a la ciudad de Cartagena, para hacer llegar su voz de denuncia a los parlamentarios de la Asamblea Regional- es una constatación de que, aún minoritario, una parte del tejido social de Murcia está vivo.
    Dentro de unos días (el próximo 11 de mayo), está prevista en Molina de Segura la asamblea constituyente del colectivo ‘Convocatoria por el cambio en la Región de Murcia’, con un Manifiesto fundacional cuyo contenido está trabajándose en estos momentos en distintas mesas temáticas. Extraigo de ese documento fundacional algunas de sus reflexiones para fundamentar la necesidad de ese novedoso frente ciudadano:
    “La resistencia debe materializarse en una alternativa política con capacidad para gobernar, y que el nuevo gobierno se caracterice por una democratización radical de las instituciones que garantice, a través de procesos de participación popular, que nunca más pueda gobernarse a espaldas de la ciudadanía”. Continúa el Manifiesto: “Debemos construir un espacio político para la convergencia sin jerarquías, abierto a la integración de personas, colectivos sociales y organizaciones políticas, y definido por un programa de mínimos y una estrategia de toma de decisiones y asignación de responsabilidades a través de procedimientos asamblearios y democrático-participativos”. Porque “la indignación debe dar paso a la rebeldía y a la construcción de una alternativa política”.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook