Blog 
Apodérate (Blog de Carlos Rodríguez)
RSS - Blog de Carlos Rodriguez Ibañez

El autor

Blog Apodérate (Blog de Carlos Rodríguez) - Carlos Rodriguez Ibañez

Carlos Rodriguez Ibañez

He sido concejal y portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Cehegín (Murcia) (2007-2011) ...

Sobre este blog de Sociedad

Actualidad política, económica, cultural y social desde una perspectiva eminentemente progresista.


Archivo

  • 17
    Diciembre
    2010

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Movámonos

    Twitteando con @xxxxxxx (omito su nombre) leo un interesante pensamiento en voz alta que trascribo: “Sigo sin entender por qué los jóvenes españoles no nos movilizamos por nuestros derechos... como los de Inglaterra, Francia, Italia o Grecia”  


     

    No tengo el placer de conocer a Xxxxxxx, lo que sé de ella es lo que indica su perfil de Twitter, y aunque su imagen no permite ver su cara, se intuye que es joven. Ella misma se define como: “Periodista, eterna becaria y futura editora”. Breve, claro y contundente. Tres palabras que indican preparación, situación actual y aspiraciones futuras.


     

    Perfil que perfectamente sería extendible a miles de jóvenes españoles y no españoles, que pertenecen a esa generación JASP –Jóvenes Aunque Sobradamente Preparad@s- pero que se encuentran de cara, como si fuera un gran muro, es una inmensa roca, con esta crisis galopante que a tod@s nos afecta de una manera u otra y que se ven sin presente y sin casi futuro.


     

    Ella en su grito, manifiesta su preocupación por la falta de movilización en pos de los derechos que entiende que le asisten y se fija, con acierto, en las movilizaciones que están ocurriendo en otros países de nuestro entorno.


     

    No sé si una protesta callejera lograría que eso derechos, a los que tienen derecho, serian conseguidos. Entiendo perfectamente esa necesidad de desahogo, de grito desgarrador, de furia y de impotencia.


     

    Dicho esto, creo que tod@s podemos y debemos preguntarnos a título personal qué hacemos en aquello que sí puede estar en nuestras manos. Por qué, ¿Cuántos pertenecemos a asociaciones o colectivos del tipo que sea? ¿Cuántos nos movilizamos en pos de alguna causa, sea esta la que sea? ¿Cuántos consideramos que “esto lo deben arreglar otros”? ¿Cuántos estamos dispuestos a dar por y para otros? ¿Por qué esta descohesión social? ¿Por qué este individualismo?


     

    No animo a que hordas ciudadanas ocupen las calles, pero no es menos cierto que sí me preocupa la poca predisposición general a implicarse en nada o casi nada ¡Si no queremos ser ni presidentes de nuestra comunidad de vecinos!


     

    Las cosas solo cambian si nos las proponemos y sentados en casa, quien la tenga, o lamentándonos, nada lograremos.


     

    Movámonos.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook