Blog 
Apodérate (Blog de Carlos Rodríguez)
RSS - Blog de Carlos Rodriguez Ibañez

El autor

Blog Apodérate (Blog de Carlos Rodríguez) - Carlos Rodriguez Ibañez

Carlos Rodriguez Ibañez

He sido concejal y portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Cehegín (Murcia) (2007-2011) ...

Sobre este blog de Sociedad

Actualidad política, económica, cultural y social desde una perspectiva eminentemente progresista.


Archivo

  • 15
    Marzo
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Japón: Su desgracia nos debe hacer recapacitar

    Japón se ha convertido por su desgracia en el epicentro de todas las miradas de los medios de comunicación de todo el mundo. Es necesario que sea así porque además del drama humanitario que el movimiento tectónico ha provocado, cientos de muertos y fallecidos, el problema nuclear cada ves más importante, hace que todos observemos atentamente la evolución de los hechos. Porque a todos nos afecta por más kilómetros de distancia que existan.

     

    En Japón, un país muy avanzado en todos los sentidos, se han conjugado tres acontecimientos que de por sí, uno a uno, ya sería un muy grave problema: Un terremoto de magnitud 9 en la escala de Richter, untsunami provocado por el mismo y la explosión de varios reactores nucleares que están provocando un eminente riesgo de radiación nucleary la adopción de medidas urgentes para proteger a la población en la medida de lo posible. Mientras tanto, las réplicas del terremoto siguen sacudiendo Japón en un constante run run terrorífico.  El número de víctimas del tsunami sigue aumentando y el miedo al desastre nuclear aumenta minuto a minuto. 

     

    ¿Sabemos toda la verdad? Considero que no. 

     

    Este drama lo que sí ha provocado ha sido la reapertura de un debate nunca cerrado: El del sí o no a la energía nuclear. Mi posicionamiento es claro: No. Mi total oposición a una forma de crear energía que no es segura. Se debe reabrir y potenciar de una manera diáfana y contundente el aprovechamiento de los recursos naturales que ya poseemos, me refiero, evidentemente, a las energías renovables. Son limpias y seguras. Quizá ahora más caras, pero son seguras y España tiene la suerte de ser rica en horas de sol, fuerza del viento y de sus aguas. Debemos apostar por ellas. Ir en otro sentido es erróneo. El mundo está plagado de centrales nucleares, hay muchas. Demasiadas. En nuestro país tenemos ocho reactores de agua ligera distribuidos en seis centrales nucleares en Cataluña, Valencia, Castilla La Mancha, Castilla y León y Extremadura. Solo Francia que, está aquí junto a nosotros, tiene más de 40. Demasiadas. Centrales que se presuponen modernas, modernidad que no las hace seguras, con el problema añadido de los residuos nucleares que no se sabe que hacer con ellos y es una herencia que estamos dejando a nuestros descendientes. Es bárbaro. 

     

    Esperemos que este drama humano y ecológico sirva para un punto de inflexión de los diversos gobiernos de este nuestro mundo. No tenemos otro. Cuidémoslo o desaparecerá y no precisamente por un desastre natural. La mano del hombre lo está provocando. 

     

    Pensémoslo muy seriamente.

     

    Sígueme en twitter: @carlosribanez

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook