Blog 
Apodérate (Blog de Carlos Rodríguez)
RSS - Blog de Carlos Rodriguez Ibañez

El autor

Blog Apodérate (Blog de Carlos Rodríguez) - Carlos Rodriguez Ibañez

Carlos Rodriguez Ibañez

He sido concejal y portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Cehegín (Murcia) (2007-2011) ...

Sobre este blog de Sociedad

Actualidad política, económica, cultural y social desde una perspectiva eminentemente progresista.


Archivo

  • 23
    Mayo
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Elecciones municipales: Debacle

    23 de mayo, ese era el día tan esperado y temido. Llega ese momento de hacer un balance sosegado y tranquilo del fiasco. No hay otra palabra que lo puede definir mejor, podemos buscar sinónimos pero decir otra cosa es ocultar la pura y dura realidad de lo vivido anoche tras el escrutínio.

     
     
    Ya dije que soy muy mal augur. Pero quizá no tanto. Lo explicaré: Hace casi ya dos años mantuve una reunión en la “planta noble” de Princesa, sede del PSRM-PSOE, con Pedro López cuando aún no era candidato a la alcaldía de la ciudad de Murcia. Conversación de la que fue testigo, creo que en casi su integridad, la compañera de Alcantarilla Celia Ibáñez. Allí evidentemente hablamos de política, durante esa conversación Pedro me preguntó: ¿Y como ves las cosas por Cehegín? ¿qué intuyes? Yo le respondí: Coge papel y lápiz –así lo hizo- y le dije: Anota, 11 ó 12, 4 ó 5 y 1. Lo anotó –espero y deseo que guarde esa nota- y me dijo: ¿Tan mal lo ves?, le respondí: No variarán mucho esos números si desde aquí, Murcia, no se hace nada porque lo que viene es lo que nunca se fue.
     

    No erré mucho: Los resultados arrojados por las elecciones municipales celebradas anoche en Cehegín indican un resultado apabullante: 11 PP, 5 PSOE, 1 IU¡Acerté! (penosamente) Hace ya casi dos años. Evidentemente, desde Murcia, lo único que se hizo a partir de mis palabras fue mirar hacía otro lado.
     

    Hace ya menos meses, en concreto a mediados de enero pasado, dije: “Siempre he tenido claro que para formar parte de un equipo, sea en el lugar que sea, incluso sin formar parte de una lista electoral, hay que creer en él. Hay que estar convencido. Percibir ilusión. Nuevas ideas. Nuevas caras. Si se me apura hasta nuevas sensaciones. Nada de esto ocurre en el equipo del que formo parte.
     
    Mi coherencia personal tras lo dicho anteriormente, ha sido la que ha hecho que tome la decisión de no continuar en algo en lo que no creo. Y personalmente, no creo que el compañero José Rafael Rocamora sea nuestra mejor "baza". No, no lo creo. Le faltan entre otras muchas cosas experiencia y autonomía. Ni me gusta la opción de José Rafael Rocamora como cabeza de lista, ni me gusta el “equipo asesor” en el que ha depositado su confianza. Equipo este, formado por personas integrantes de la actual ejecutiva local y por otras que no lo son. Por supuesto como toda regla, este equipo asesor tiene su excepción, en este caso honrosa excepción. Los demás, son exactamente los mismos que gobernaron Cehegín durante veinte años, y que son tristemente los mismos que perdieron las elecciones en el año 2.003. Deseo no tener razón y equivocarme, pero me temo que el único mérito que van a cosechar va a ser una nueva, clara y apabullante derrota electoral en las elecciones de este próximo 22 de mayo. De ahí mi calificativo anterior de, “nuevos viejos tiempos”.
     

    Tampoco erré. Estas dos testimonios demuestran que mis “augurios” a corto plazo yerran absolutamente, quizá el optimismo de última hora no te deja ver la realidad inminente, pero mis “predicciones” ha mediado y a corto plazo: ¡Bingo! Tristemente, pero bingo.
     

    ¿Y qué va a pasar ahora o que debería pasar? Ambas preguntas tienen una fácil respuesta: ¡Nada! ¡No va a pasar nada! Penosamente.
     

    ¿Qué debería pasar? Pues debería pasar lo que con tanto énfasis se pidió en las pasadas elecciones cuando el equipo encabezado por el anterior candidato y a la vez Secretario General obtuvo MEJORES resultados que los obtenidos ahora: Su dimisión irrevocable. Dimisión pedida vehementemente por varios que ahora han apoyado, claramente unos, y en la sombra otros, a José Rafael Rocamora que ha sido el candidato y aún sigue siendo el Secretario General.
     

    Siguiendo la coherencia de esos compañeros de partido, lo único que no une es el carné, José Rafael Rocamora debería dimitir de inmediato como Secretario General de la Agrupación Socialista de Cehegín y renunciar a su acta de concejal mejor hoy que mañana porque este “chico apoyado por los que todos sabemos” tiene sobre sus espaldas el honor de haber “logrado” para el PSOE de Cehegín los PEORES resultados de la historia. Es así y los números cantan y mucho.
     

    Personalmente se lo pide por coherencia y dignidad: José Rafael dimite hoy mejor que mañana.
     

    ¿Qué va a pasar? Sencillo. Nada. Ni los que pidieron vehementemente la dimisión del anterior candidato la van a pedir ahora ni José Rafael Rocamora va a tener la dignidad de asumir su fracaso, dar un paso adelante de valentía y asumir su estrépito (suyo y de su equipo “asesor”) y si pasará que se culpará al clima –ayer hizo calor- se culpará a la “coyuntura”, se culpará “al momento”, se culpará “al ciudadano que no ha sabido entender nuestro mensaje”, se culpará a “la crisis”, se culpará a aquellos como yo que han dicho lo que piensan y lo sigo diciendo, se culpará a los cuatro concejales que dimitieron y se culpará a Manolete y a Zapatero y si se pone tonto se culpará hasta a Pepe Soria ¿Apostamos? ¿Fallaré en este augurio? (me encantaría, pero no, no fallaré porque el ansía de “varios” por ocupar la poltrona de Alcalde “sea como sea” es antihigiénica).
     

    Termino por hoy con este análisis del desastre local –muy pronto hablaré del Regional- con otro augurio: José Rafael Rocamora será el próximo candidato a la alcaldía de Cehegín –y lo digo cuatro años antes- y ¿sabéis por qué?: Porque es “Uno de los nuestros” (de los de siempre). Genial película de Martin Scorsese y qué grande Robert de Niro.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook