Blog 
A tu salud
RSS - Blog de Francisco Vera

El autor

Blog A tu salud - Francisco Vera

Francisco Vera

Sobre mí que ¿puedo contar? Que me preocupa mucho la salud y soy consecuente con ello: no fumo, no bebo, no consumo drogas y cuido la máquinaria que tiene que durarme toda la vida e intento llevar una vida sana.

Sobre este blog de Salud

Un blog sobre salud, belleza, y bienestar: descripción de complementos naturales, productos que cumplen funciones nutracéuticas, salud sexual, mental y física.


Archivo

  • El Ginkgo biloba (gingko biloba)

    El Ginkgo biloba (gingko biloba)

    Ginkgo Bilova

    ¿Gingko, ginkgo, o ginko?

    La llaman de esas diferentes formas, pues es una palabra incómoda de pronunciar, sin embargo es un árbol maravilloso.
    El ginkgo biloba es conocido como el “árbol de los cuarenta escudos”. Mide alrededor de los 30 metros de altura y puede alcanzar los mil años de vida. Es un árbol que podría haberse extinguido, pero gracias al gran valor que se le da, todavía hay en abundancia, pero es un árbol que necesita cuidados especiales debido a que su hábitat natural, ya no existe.
    Al ginkgo biloba (o gingko) se le atribuyen muchas propiedades medicinales. Lo que está claro es que sus hojas son muy ricas en flavonoides, potentes antioxidantes naturales presentes en las plantas.

    Los flavonoides son del grupo de antioxidantes eficaces, sobre todo en el sistema circulatorio. Con el ginkgo biloba se consigue una irrigación sanguínea eficiente, tanto a los tejidos externos, como internos y una importante lucha contra los radicales libres
    Esta característica del ginkgo biloba es especialmente beneficiosa para las personas de edad madura, incluso ancianos, pues uno de los sistemas que antes acusan la edad es el circulatorio. Es cuando comienzan los niveles de colesterol a subir, la tensión sanguínea empieza a descompensarse o a subir, los riesgos vasculares (trombos, infartos, ictus, etc.) se elevan, etc. 
    La capacidad de irrigar adecuadamente los órganos se ve afectad a medida que pasan los años y esto se nota de forma más acusada en el cerebro y ese es el motivo por el cual, a partir de cierta edad, la memoria falla, no por patologías, sino por falta de riego. También aparece el cansancio, la confusión, la ansiedad, la depresión, etc. Síntomas que suelen disminuir con la ingesta del ginkgo biloba. 
    Otra de las virtudes del ginkgo biloba es que reduce la aglutinación plaquetaria y eso disminuye el riesgo de formación de coágulos (función antiagregante) en venas y arterias.
    Personas que hayan sufrido ictus, o crisis cardíacas son personas que se verían muy beneficiadas de tomar complementos de ginkgo biloba. En cualquier caso, si están bajo tratamiento, deberían consultarlo con su médico, porque hay medicinas anticoagulantes como el Sintrom o Coumadin® (Warfarina, Jantoven y Waran, Mareva y Lawarin), que podría estar contraindicado).
    Otra propiedad beneficiosa del ginkgo biloba que está asociada a los flavonoides presentes en sus hojas, es su capacidad de neutralizar los ‘odiosos’ radicales libres, culpables del envejecimiento y deterioro de las células cumpliendo una importante función oxigenadora en el cerebro, pues producen un aumento significativo del uso de la glucosa y de la producción de una molécula de energía llamada ATP (adenosín trifosfato).
    Se ha relacionado el consumo de complementos de ginkgo biloba y la mejoría en los tratamientos contra el mal de Alzheimer, la demencia senil y el Parkinson.
    Un buen complemento de ginkgo biloba puede ayudar con los problemas de disfunción eréctil, siempre y cuándo esté causado por problemas vasculares.
    El ginkgo biloba se puede encontrar en forma de comprimidos o cápsulas en establecimientos dónde venden productos naturales, como en la tienda online de Línea y Salud.

    ¿Dónde comprar Ginkgo biloba de alta calidad?

    ==================================

    Quizás quiera leer los artículos:

    >>"EL ginkgo biloba, un árbol único en el mundo"

     >>"Ginkgo biloba, el árbol de la longevidad"

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook