Blog 
A pie de tiza
RSS - Blog de Carmen Ballesta

Archivo

  • 10
    Agosto
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Muy simpático

    Muy simpática la actuación de un grupo de dirigentes sindicales de "sacar carros de comida sin pagar" de algunos supermercados. Es una forma muy errada de clamar contra la pobreza y la desigualdad, que por otra parte quizá alguien pensó que estaban erradicadas de España, y cuánto se equivocaba. Clamemos más y mejor, y no robemos. Entre otras razones menores, porque un medio de comunicación alemán titula que los sindicalistas españoles asaltan los supermercados. Hay que ver, qué simpáticos. Además, cuando hay miles de familias pasando verdaderos apuros y sin perspectivas de mejora (y es fácil decirlo, pero vivirlo es terrible: el perfil actual de familia pobre en la Región de Murcia es una pareja de entre 25 y 35 años, al menos uno de los miembros con título universitario, con dos hijos a su cargo), porque nuestro gobierno protesta ante ese acto porque "da mala imagen de España". Muy simpático. El salario mínimo interprofesional en España no admite comparación con el de "los países de nuestro entorno", esa bonita frase tan amada de tantos de nuestros gobernantes; y sin embargo, Mario Draghi reclama que se rebaje aún más. Muy simpático, teniendo en cuenta que es un salario de pobre de solemnidad. Por no hablar de la cantidad de licenciados y aún más licenciadas, doctores y doctoras que trabajan en puestos de alta cualificación por unos mil euros al mes, con los que tampoco pueden vivir digna e independientemente. Muy simpática es también la oportunidad que tienen nuestros bien formados universitarios de salir a trabajar en otros países de la UE: en Portugal, a cuatro euros la hora de trabajo de enfermera; los ingenieros con alto nivel de inglés más alemán, pueden ser contratados en Alemania por sueldos inferiores a los de sus colegas autóctonos; los médicos, en Inglaterra; los investigadores científicos casi en cualquier parte. Qué simpático, igual que tuvieron que hacer sus abuelos. Solo que estos eran semianalfabetos. Es de suponer que el gobierno reconozca que en esto ha mejorado la imagen de España. Aunque, con los nuevos recortes en educación, será por poco tiempo. Nada grave, pues, solo una cosa simpática. Los pobres, como siempre, que sean discretos, por favor, que no protesten ni se hagan visibles, que dan mala imagen y entonces el BCE no nos ayuda.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook